Quantcast

Las funerarias: “Estamos preparadas pero necesitamos coordinación”

El sector funerario ha asegurado estar “preparado” para una posible segunda ola de fallecimientos por la pandemia del Covid-19, aunque puntualiza que la situación “no es alarmante”, pues las muertes no superan el 10% de los peores días de la pandemia; y pide “coordinación” al Gobierno y a las comunidades autónomas para que no se repitan las “incidencias” ocurridas en marzo y abril, cuando se llegó a perder temporalmente la trazabilidad de algunos fallecidos.

“Queremos que no haya incidencias como hubo en la primera ola, entonces intervino el factor sorpresa pero ahora estamos todos en alerta. El sector funerario ha hecho los deberes, estamos preparados pero necesitamos que haya coordinación”, ha explicado en una entrevista con Europa Press el secretario general de la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (PANASEF), Alfredo Gosálvez.

Sin esta coordinación, Gosálvez ha advertido de que no podrán garantizar que no se vuelvan a producir incidencias. Por ello, han solicitado la inclusión de un especialista representante del sector funerario en el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, una petición para la que aún no han obtenido respuesta.

También quieren estar presentes en las mesas de coordinación con las comunidades autónomas, como en el caso de Madrid, la región con mayor incidencia de España, para que no se repitan situaciones como las vividas en la primera ola, como el hecho de que no se les avisó de que iban a instalar una morgue en el Palacio de Hielo.

“En abril nos enteramos de la puesta en marcha de la morgue en el Palacio de Hielo y de la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME) por la prensa, es muy duro decirlo, pero es la realidad”, ha lamentado Gosálvez.

LA TRAZABILIDAD DE ALGUNOS FALLECIDOS SE PERDIÓ

Además, según ha indicado, la intervención de la UME llevando cuerpos al Palacio de Hielo, “hizo que la trazabilidad de algunos fallecidos se perdiera temporal o momentáneamente”.

“Entendemos que ha llegado el momento de que la administración sanitaria cuente con el sector funerario para evitar nuevos incidentes. Necesitamos ser oídos”, ha subrayado Gosálvez.

El secretario general de PANASEF ha afirmado que están notando que la segunda ola de la pandemia “va creciendo más allá” de lo que les gustaría pero ha puntualizado que por el momento la situación en cuanto a los fallecimientos “no es alarmante”.

En Madrid, en las últimas semanas de marzo y las primeras de abril, muchos días fallecieron 400 personas por Covid o presunto Covid, ahora esta cifra es de 39 ó 40 personas al día, según datos de finales de la semana pasada, es decir, “un 10%” de lo que se produjo en las peores semanas de la pandemia.

En todo caso, ha reconocido que este número sigue estando “ligeramente por encima” de la cifra de fallecidos en cualquier otro año por estas mismas fechas.

Por ello, insisten en la necesidad de que se escuche la voz del sector funerario y piden sentarse tanto con el Gobierno como con la Comunidad de Madrid a la mayor brevedad posible. “No entendemos que no llegue el momento de sentarnos. Afán de protagonismo cero, lo que tenemos es afán de transparencia y efectividad”, ha destacado Gosálvez.

Mientras llega esa reunión, el sector funerario pone de relieve que se ha preparado para evitar ir por detrás de la pandemia. Para ello, las funerarias han reforzado sus plantillas incrementándolas entre un 10 y un 15% de media (algunas hasta un 30%), se ha mejorado su formación en protocolo Covid-19, en cómo tratar a las familias o securizar espacios.

Asimismo, las empresas de servicios funerarios han hablado con sus proveedores para aprovisionarse de suficiente stock de ataúdes, sudarios, EPIs, guantes o calzas, entre otros. Asimismo, han pedido a dichos proveedores que ellos mismos incrementen sus stock por si es necesaria una mayor demanda de este tipo de materiales, aunque esperan que no se produzca.

IMPACTO ECONÓMICO “BRUTAL”

Gosálvez ha asegurado que la pandemia ha tenido un “impacto económico brutal” para el sector funerario aunque pueda parecer todo lo contrario. Esto se debe, según ha apuntado, a que “se ha visto incrementada la partida de gastos nuevos (trajes, personal, horas extra)”, al tiempo que “se ha reducido la factura de ingresos” pues no han podido facturar determinados servicios de ceremonias, flores o esquelas, entre otros.

Sobre las denuncias realizadas por algunos familiares de fallecidos durante la pandemia de “precios inflados” o “servicios no prestados”, el secretario general de PANASEF ha asegurado que fueron “casos aislados” que “no se pueden generalizar”.

También ha indicado que en los últimos meses, como consecuencia del levantamiento del Estado de Alarma, las funerarias han podido recuperar esos servicios que habían tenido que dejar de prestar por razones sanitarias, eso sí, atendiendo a las limitaciones de cada comunidad o municipio.

Acerca de la percepción de los velatorios como foco de contagio, Gosálvez quiere desmontar esta idea y ha asegurado “con rotundidad” que “la mayoría de las instalaciones funerarias son seguras” desde la perspectiva higiénico sanitaria, lo que “no quita que pueda haber una incidencia puntual de contagio” pero como la puede haber “en un supermercado”.

Comentarios de Facebook