Quantcast

Euronext se suma a la puja por la Bolsa de Milán

El gestor paneuropeo de bolsas Euronext ha presentado una oferta a London Stock Exchange Group (LSEG) para hacerse con Borsa Italiana, la compañía que opera la Bolsa de Milán, según ha confirmado la compañía este lunes en un comunicado.

La oferta realizada por Euronext no es vinculante y la empresa no ha desglosado el precio que aspira a pagar a LSEG, que es el dueño de la Bolsa de Londres. Euronext se ha asociado con CDP Equity e Intesa Sanpaolo y ha señalado que la oferta es inicial, por lo que no existe certeza alguna de que se vaya a formalizar.

“La combinación propuesta de Borsa Italiana y Euronext crearía un actor líder en los mercados de capitales continentales europeos, donde Italia sería el mayor contribuidor con sus ingresos al grupo Euronext. El proyecto transformativo posicionaría al nuevo grupo para cumplir con la ambición de seguir construyendo la columna vertebral de la Unión de Mercados de Capitales en Europa, al tiempo que se apoyan las economías locales”, ha justificado el gestor paneuropeo.

En 2019, Euronext ya compró Oslo Bors, el gestor de la Bolsa de Oslo. Además del mercado de la capital de Noruega, Euronext también es el operador de las bolsas de Ámsterdam, Bruselas, Dublín, Lisboa y París.

Euronext también sopesó durante muchos meses la posibilidad de lanzar una contraopa para hacerse con Bolsas y Mercados Españoles (BME). La firma argumentó entonces que los términos financieros de una potencial oferta, pese a las sinergias que conllevaría la operación, “no serían compatibles con la creación de valor y el adecuado rendimiento del capital invertido para los accionistas de Euronext”.

La oferta por Borsa Italiana se suma así a la Deutsche Börse, el operador de la Bolsa de Fráncfort, que presentó a última hora del viernes su oferta. “Como un actor global, ofrecemos alto valor para el crecimiento futuro y el desarrollo de una Borsa Italiana autónoma, fortaleciendo su papel crucial para la economía italiana y para los mercados de capitales europeos”, explicó la empresa germana.

Los intentos de fusiones y adquisiciones entre estas empresas han sido habituales desde hace años. A la puja por Oslo Bors se presentó también Nasdaq, que ya en 2006 intentó comprar LSEG. Dos años antes, Deutsche Börse y Euronext intentaron hacerse con el parqué londinense, en ambos casos sin éxito.

En 2006, Deutsche Börse y Euronext exploraron una potencial fusión, pero tampoco se llegó a ningún acuerdo. Posteriormente, el gestor paneuropeo acabó fusionándose con la Bolsa de Nueva York, aunque posteriormente acabarían escindiéndose.

Comentarios de Facebook