Quantcast

Educación destinará 1.013 millones para entregar a las CCAA 250.000 dispositivos móviles contra la brecha digital

El Ministerio de Educación y FP destinará 1.013 millones de euros para luchar contra la brecha digital en las aulas. Según ha explicado la ministra Isabel Celaá, esta partida servirá para entregar a las comunidades autónomas unos 250.000 dispositivos móviles, que se unen a los 500.000 previstos en el primer Plan Educa en Digital.

En rueda de prensa, para explicar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 que corresponden a su departamento, Celaá ha señalado que los 5.697 millones (incluyendo los 1.853 de los Fondos Europeos) tienen un triple objetivo: la promoción de la equidad, el impulso de la Formación Profesional y la digitalización de la Educación.

Además del reparto de equipos digitales, el Ministerio tiene previsto destinar 827 millones a la instalación de 236.318 aulas digitales interactivas y otros 31 millones para la capacitación y soporte para el uso de los Sistemas Digitales Interactivos (SDI) en las aulas.

En este sentido, también está prevista la formación de docentes de FP en digitalización aplicada a los sectores productivos, que contará con una inversión de 2,5 millones de euros que, según ha indicado la responsable de Educación, permitirá formar a 25.281 docentes.

El acceso de las aulas a la digitalización forma parte, también, de las políticas que el Ministerio quiere impulsar para una mayor equidad, un aspecto que, en el total del presupuesto destinado a promocionarla suma 2.360 millones de euros.

INVERSIÓN CONTRA EL ABANDONO ESCOLAR

Una parte importante de este esfuerzo, según ha indicado la responsable de Educación, corresponde a las becas y ayudas al estudio, para las que se destinarán 2.090 millones. “El mayor presupuesto habido hasta ahora”, ha destacado. Según ha explicado, con esta inversión, que supone un incremento de 515 millones, el Gobierno continúa su reforma del sistema.

Precisamente, tras conocer este aumento, padres y alumnos coincidieron en celebrar el incremento de la partida aunque discreparon en el objetivo de las ayudas. Así, mientras la Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos y Padres de Familia (Concapa) destacó a Europa Press que las becas deben facilitar el estudio a aquellas persona con menos recursos pero siempre ligadas al esfuerzo y resultados académicos, el Sindicato de Estudiantes consideró que se quedaban “cortas” y pedían la gratuidad de toda la enseñanza universitaria.

El Ministerio también prevé dedicar 200 millones de euros a la creación, en 2021, de 21.794 plazas de Primer Ciclo de Educación Infantil de titularidad pública.

Celaá ha destacado, además, que el objetivo de equidad supone seguir trabajando en la prevención del abandono escolar. Para ello se prevé invertir 80 millones de euros en 1.800 centros de especial complejidad educativa, a través del Programa PROA+.

Del mismo modo, se destinarán 30 millones de euros a la creación de 618 Unidades de Acompañamiento y Orientación Personal y Familiar del alumnado educativamente vulnerable.

CAMBIOS EN LA FP

En cuanto al último objetivo del Ministerio, Celaá ha explicado que se trata de impulsar la FP, “garantizando su papel como eje vertebrador de la economía y del Estado de bienestar”. Para 2021, el presupuesto para este sistema incluye por primera vez partidas correspondientes a la Formación Profesional para el Empleo vinculada al Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, cuyas competencias asume en esta legislatura el Ministerio de Educación.

En total, la FP española contará con una inversión de 1.628 millones de euros, de los cuales 974 corresponden a la FP para el empleo, mientras que a la FP del sistema educativo se destinan 654 millones. Esta última cifra, supone un incremento del 349% respecto a enero de 2020.

Tal y como ha explicado la ministra, de esta inversión, 127 millones de euros permitirán la acreditación de las competencias básicas y profesionales de unas 532.800 personas; 64 millones se destinarán a la creación de 47.400 plazas nuevas de FP (con el objetivo de alcanzar las 200.000 plazas en cuatro años); se invertirán 170 millones para la conversión de Ciclos Formativos de Grado Medio y Grado superior en bilingües; y 30 millones irán a la oferta modular formativa en empresas de la que se beneficiarán 125.000 trabajadores ocupados y desempleados.

UNA SUBIDA “HISTÓRICA”

Por otra parte, Celaá ha informado de que, 225 millones de euros de los PGE del Ministerio estarán destinados a la actividad educativa en Ceuta y Melilla (lo que supone un aumento del 11,7% con respecto a enero de 2020).

Del mismo modo, la acción educativa en el exterior contará con una partida de 119 millones de euros para difundir la educación, la lengua y la cultura españolas a más 40.000 alumnos en 27 países. A la formación permanente del profesorado se destinarán 3,8 millones de euros (2,25 millones más respecto al presupuesto de 2020).

Finalmente, y en líneas generales, la ministra ha destacado el aumento de la partida para su Ministerio, que ha aumentado un 139% con respecto a los presupuestos con los que el departamento comenzó 2020.

La responsable de Educación la ha calificado de “subida histórica” y, tras agradecer al presidente del Gobierno, su empatía hacia esta materia, ha señalado que la prioridad que este Gobierno con la Educación “está en las antípodas de los recortes y el abandono que sufrió el sistema educativo tras la crisis financiera de hace una década”.

Comentarios de Facebook