Quantcast

La confianza de inversores españoles cae a niveles de 2012 tras 5 trimestres en negativo

La confianza del inversor español ha encadenado su quinto trimestre en negativo, al finalizar el mes de septiembre en -2,91 puntos, por el pesimismo y la incertidumbre provocados por la crisis del coronavirus, según el índice de confianza que elabora la gestora JP Morgan AM.

En el tercer trimestre se confirma la tendencia a la baja de la confianza, con ocho décimas menos que en el pasado trimestre y 1,3 puntos por debajo del de los tres primeros meses de 2020. El ligero repunte que supuso el mes de junio (+0,3) fue “solo un espejismo sin relevancia en la continua caída del índice”, destaca la gestora.

En comparación con el mismo periodo de 2019, cuando el índice se situaba en -0,27, hay una diferencia de más de dos enteros y medio. Así, este indicador presenta la cifra más baja desde el último trimestre de 2012.

LOS DEPÓSITOS, EN MÍNIMOS

Respecto al tipo de productos, el informe destaca el descenso de dos puntos en el trimestre en la tenencia de depósitos y libretas de ahorro, hasta el 86,4%, el valor más bajo de la serie desde 2010.

Asimismo, refleja una bajada en la preferencia por la inversión en productos inmobiliarios (17,2%) de algo más de un punto y medio si comparamos con los anteriores tres meses. Sin embargo, tanto planes de pensiones (40,3%) como fondos de inversión (24,1%) suben algo más de un punto.

La inversión directa en bolsas desciende casi dos puntos con respecto al segundo trimestre de 2020, situándose en un 23,6%; mientras que sube también dos puntos la inversión directa en renta fija, hasta el 7,2% de los encuestados.

UN 27% ESPERA SUBIDAS EN BOLSAS

La mitad de los encuestados entre julio y septiembre de este año creen que las bolsas bajarán en los próximos seis meses probablemente (37,5%) o muy probablemente (12,2%). Solo una cuarta parte (26,8%) de los ahorradores españoles confía en una subida. Tanto optimistas como pesimistas citan la pandemia como principal motivo para argumentar su respuesta.

Entre los optimistas, más de un tercio (37,4%) basa su optimismo en la creencia de que la crisis del Covid-19 se estabilizará. La opinión de que las bolsas han tocado fondo y no pueden caer más es la razón esgrimida por uno de cada cuatro optimistas. Más contundentes aún se muestran los pesimistas, ya que el 70% achaca al virus sus malos augurios, lejos del siguiente motivo, que alude a la crisis financiera.

Asimismo, los encuestados que creen en un repunte de las bolsas opinan que el mercado que mejor se comportará será el europeo (35,4%), seguido del asiático (23,4%). La bolsa española alcanza, sin embargo, solo un 17,1% en las perspectivas de este grupo de entrevistados, 4,5 puntos más que en el trimestre anterior y superando en más de tres puntos al estadounidense.

Comentarios de Facebook