Quantcast

Cirsa registró unas pérdidas operativas de 51,4 millones por la COVID-19

La multinacional de juego Cirsa Gaming Corporation registró 51,4 millones de euros en pérdidas operativas en el segundo trimestre de 2020, con unos ingresos de explotación de 42,3 millones de euros.

Estos resultados se deben al impacto del coronavirus, que obligó al cierre total y gradual desde mediados de marzo de los negocios de máquinas en bares y de la salas de juegos en los nueve países donde opera la compañía, ha informado este miércoles en un comunicado.

El resultado acumulado en los seis primeros meses del año fue de un beneficio operativo de 37,4 millones de euros y unos ingresos de explotación de 398,1 millones de euros.

La compañía ha explicado que el negocio de Sportium online fue el único que se mantuvo operativo y que solo a partir de mediados de junio los bares y las salas en España y el negocio en Italia iniciaron paulatinamente su actividad bajo restricciones horarias y de aforo, así como con otras limitaciones en servicios, como la gastronomía.

Cirsa pudo abrir a lo largo del mes de agosto las operaciones en República Dominicana y parcialmente en México y Colombia, con fuertes limitaciones horarias, de aforo y de servicios adicionales en sala.

En este sentido, la compañía espera que a lo largo de septiembre y octubre se puedan restablecer todas las operaciones en el resto de mercados latinoamericanos.

SEGUNDO TRIMESTRE

La división Casinos volvió a iniciar su actividad en España a mediados de junio y de forma gradual, operando con importantes restricciones de capacidad y horarias en los seis casinos con los que la compañía cuenta en el país.

Cirsa ha destacado que los planes de contingencia de la división de Slots durante el confinamiento y el contacto con los hoteleros permitieron una rápida reapertura de los puntos de venta, y que en Italia consiguió reabrir totalmente a principios de julio, recuperando la actividad tanto en máquinas AWP como en los modelos de videoloterías (VLT).

La división de Bingos fue abriendo las respectivas salas en España de forma paulatina desde el 8 al 21 de junio, en función de la normativa de cada comunidad autónoma donde la compañía tiene presencia, mientras que la de Salones también reinició su actividad en España el 8 de junio.

La actividad en el área Industrial se vio igualmente afectada por el cierre de los diferentes segmentos del negocio y Unidesa, en línea con la reapertura de las diferentes divisiones en España, inició de nuevo sus operaciones en el mes de junio tanto con la venta de máquinas recreativas, como con la instalación del sistema de gestión Forward System en diferentes salones en España.

Cirsa está presente en nueve países con una oferta de 144 casinos, más de 85.000 máquinas recreativas, 82 salas de bingo, 242 salones, cerca de 3.000 puntos de apuestas deportivas y la división industrial.

LÍNEAS DE CRÉDITO

Desde finales del primer trimestre Cirsa aplicó medidas para proteger la liquidez y la solvencia de la empresa y para la reducción de costes operativos, con el objetivo de minimizar el impacto por el cierre total de la actividad.

En este sentido, y dentro del segundo trimestre, la compañía firmó en junio dos líneas de crédito de 55 y 20 millones de euros, respectivamente, para aumentar y garantizar la liquidez del grupo, que se situó a finales del segundo trimestre en 339,5 millones de euros: 264,5 millones de euros en caja y bancos y 75 millones de líneas de crédito disponibles.

Comentarios de Facebook