domingo, 20 septiembre 2020 23:11

Calviño apuesta por reorientar los ERTE a la formación y estudiar su prórroga

La vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha apostado este jueves en el Congreso por reorientar en el futuro el mecanismo de los ERTE a la formación de los trabajadores y, en el corto plazo, estudiar su prórroga en función de su necesiadad por sectores, empresas e incluso zonas geográficas.

En todo caso, durante su comparecencia ante la Comisión del ramo, a la que ha acudido para informar de los fondos europeos SURE para la protección al empleo, la vicepresidenta tercera ha dicho que se trata de un instrumento “temporal” y que espera que “esta situación transitoria sea lo más corta posible”.

Para su renovación, Calviño ha destacado que desde el fin del estado de alarma la prórroga de este sistema de protección se ha dirigido a acompañar a sectores y territorios especialmente afectados, así como incentivar la reincorporación a la actividad de las personas afectadas.

Por ello, considera que ahora es necesario analizar qué sectores están teniendo más problemas para recuperar su actividad, en qué empresas hay más trabajadores en situación de ERTE e incluso si hay “una dimensión geográfica relevante”, y así “ajustar los ERTE para acompañar allá donde sea necesario”.

Al mismo tiempo, Calviño ha defendido la continuidad de un esquema similar, para lograr un mecanismo “no tanto de protección al desempleo como de apoyo al empleo”, y que los nuevos ERTE que se diseñen puedan ser “una herramienta de choque” para hacer más flexible el mercado de trabajo y evitar la destrucción de empleo ante dificultades económicas.

“CAMINO COMPLEJO” ANTES DE VOLVER AL “CRECIMIENTO ROBUSTO”

Respecto a las medidas laborales, Calviño ha ensalzado el papel de los agentes sociales y a las normas acordadas durante la emergencia sanitaria, y ha puesto en valor del diálogo social: “Si queremos que las reformas perduren, es importante hacerlas con diálogo”, ha dicho.

También ha incidido en la capacidad de resistencia y “resiliencia” de las empresas españolas, incluso de las más pequeñas, con una reincorporación, ha dicho, del 96% de las personas afectadas por un ERTE, y un ritmo de reincorporación “que se ha mantenido en agosto y también en septiembre”, además del aumento de afiliación a la Seguridad Social.

“Esto no quiere decir que no queden muchos problemas. Hay sectores que lo tienen muy difícil, que no han podido reabrir aunque lo hubieran querido”, ha matizado Calviño, que en su intervención ha dejado claro que se trata de un “momento muy muy duro para toda la población”.

“Quedan meses duros. Tenemos un camino complejo antes de recuperar el crecimiento robusto que teníamos antes de que nos golpeara la pandemia”, ha manifestado la vicepresidenta de Asuntos Económicos.