Quantcast

La calidad de los activos de la banca empezará a deteriorarse en el cuarto trimestre

La morosidad y la calidad de los activos de las entidades españolas no han experimentado aún fuertes deterioros gracias a las políticas de contención de rentas y la flexibilidad regulatoria, si bien estas herramientas empezarán a debilitarse en el cuarto trimestre, según Axesor.

De los nueve bancos analizados, cuatro de ellos presentan tasas de morosidad más altas en el tercer trimestre que en el segundo (BBVA, Bankia, Bankinter y Unicaja) y solo uno de ellos tienen un ratio de activos dudosos más alto en septiembre de 2020 que a cierre del ejercicio de 2019 (BBVA).

Axesor ha explicado que esta circunstancia se deriva de diferentes motivos: el retardo temporal existente entre el descenso de ingresos de un particular o una empresa y el impago, las políticas fiscales de las autoridades políticas que con herramientas como los ERTE o préstamos ICO han contenido la caída de rentas, y el mayor crecimiento del denominador del ratio (préstamos) por la expansión del crédito a empresas que del numerador (préstamos dudosos).

También ha hecho referencia a las medidas regulatorias que han permitido a los bancos contar con cierta flexibilidad en el reconocimiento de créditos dudosos, evitando convertir en esta categoría automáticamente aquellos préstamos que enfrentaban dificultades puntuales y siendo considerados horizontes temporales de mayor largo plazo.

De cualquier modo, la firma ha señalado que los bancos españoles presentan provisiones que suponen un coste de riesgo anualizado que va desde el 0,56% de Liberbank, al 1,78% de BBVA, con el fin de hacer frente al crecimiento de la morosidad futura.

¿MAYORES PROVISIONES FUTURAS?

En esta línea, aunque la cuantía de las provisiones ha sido menor en el tercer trimestre que en los anteriores como consecuencia del intenso esfuerzo realizado previamente, Axesor espera que las limitaciones de movilidad asociadas al avance de la pandemia en otoño e invierno puedan obligar a los bancos a realizar mayores esfuerzos en próximos trimestres.

Asimismo, ha lanzado una advertencia a BBVA y a Banco Santander debido la alta presencia internacional que tienen ambas entidades. I durante la crisis financiera de 2008, BBVA y Santander –principalmente– se han beneficiado del acceso a ciclos económicos diferenciados y en entornos que escapaban de los históricamente bajos tipos de interés en Europa, ahora la situación es diferente.

Axesor ha subrayado que la crisis actual afecta a todos los países, con mayor o menor intensidad, mientras que en estos meses se ha producido una acelerada rebaja de los tipos de interés por los bancos centrales que reduce el margen de intermediación de la banca. “La rentabilidad de la banca fuera de Europa sigue siendo considerablemente más alta, pero las ventajas se van reduciendo”, ha añadido.

Comentarios de Facebook