Quantcast

Banco de España defiende la reestructuración de deuda empresarial, las quitas y el concurso de acreedores

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha defendido los mecanismos de reestructuración de deuda empresarial, las quitas y el concurso de acreedores, el cual requiere de un análisis “riguroso y rápido” de su funcionamiento estructural, para evitar que un problema de liquidez se convierta en uno de solvencia.

Así lo ha manifestado durante su intervención en la Convención Anual Financiera organizada por la Asociación de Mercados Financieros (AMF), donde ha pedido también que se extiendan las moratorias concursales para evitar el efecto precipicio de las empresas.

En su opinión, si no se resuelve el funcionamiento del procedimiento concursal, que actualmente lleva a la disolución empresarial prácticamente de forma automática a quien lo solicita, y se eliminan completamente las moratorias, muchas empresas entrarían en dificultades al día siguiente.

Por ello, pide combinar la extensión de estas ayudas y realizar un análisis rápido del mecanismo concursal que permita reestructurar la deuda de las empresas viables o concederles quitas y, al contrario, que desaparezcan las que no lo son, dejando ‘morir’ a las que van a sufrir un shock estructural, con el fin de contar con una asignación eficiente de los recursos.

En otro orden de cosas, el gobernador del Banco de España se ha referido a los tipos de interés negativos que están llevando a muchas entidades financieras a cobrar por los depósitos a clientes mayoristas o a grandes clientes.

“El sector bancario primero era reacio a aplicar depósitos negativos, pero las entidades se han ido animando porque les permite minimizar el efecto que tiene esta política sobre el margen de intereses”, ha dicho.

En esta línea, ha añadido que el porcentaje de clientes sometido a tipos negativos a nivel europeo sigue una tendencia claramente creciente. “Si los tipos se mantienen en negativo, es probable que esta práctica siga extendiéndose de forma progresiva”, ha apostillado.

No obstante, ha reconocido que las entidades han ido aplicando este cargo de forma muy cauta porque temen perder clientes ante el elevado nivel de competencia. “Han ido dando pasos poco a poco viendo cómo se comporta el resto por miedo a perder clientes”, ha añadido el gobernador del Banco de España, apuntando también al incremento de comisiones de forma indirecta para compensar la reducción de márgenes.

Respecto a la posibilidad de una fusión transfronteriza, Hernández de Cos ha subrayado que sería una noticia “muy importante” ante la sobrecapacidad del sector y porque sería un elemento de aportación muy fuerte a la Unión Bancaria.

En cualquier caso, ha reconocido que la principal motivación para llevar a cabo este tipo de operaciones son las sinergias y la reducción de costes, que claramente son inferiores cuando dos entidades no operan en el mismo país.

Comentarios de Facebook