Quantcast

Banco de España: Depende de la política económica que los daños de la crisis no sean estructurales

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha afirmado que es responsabilidad de las autoridades de política económica que no se conviertan en estructurales daños derivados de la crisis económica, como son el desempleo, el elevado endeudamiento de las empresas, la situación de las finanzas públicas o la productividad.

Según ha reconocido durante el I Foro Económico Internacional organizado por ‘Expansión’, es difícil delimitar qué cambios derivados de la crisis tienen un componente estructural, debido a la elevada incertidumbre.

“Las crisis, cuando son muy persistentes, y esta tiene pinta de que lo va a ser, generan daños estructurales a los que hay que dar una respuesta económica óptima que los pueda aliviar”, ha señalado el gobernador, quien ha apuntado a cuatro daños estructurales en la economía.

Por un lado, Hernández de Cos ha reconocido que el sector empresarial saldrá de la crisis más endeudado. En este sentido, ha explicado que la política económica ha apoyado con financiación a las empresas para evitarles problemas de liquidez, pero es el momento de reenfocar la política económica de los próximos trimestres y sustituir el apoyo a la financiación, que llevaría a más endeudamiento, por subvenciones directas, participaciones de capital o alivios de la deuda empresarial.

Por otro lado, el gobernador ha advertido de que la economía española no será capaz de evitar el crecimiento del desempleo que, si además viene motivado por cambios estructurales en las empresas, requiere que el foco se ponga no solo en políticas de garantía de rentas, sino empezar a enfatizar las políticas activas de empleo y de formación.

En tercer lugar, ha reconocido que los altos niveles de déficit y endeudamiento de las finanzas públicas “van a suponer una rémora” que habrá de acometerse con incrementos de impuestos o reducción del gasto público, con sus efectos negativos sobre el crecimiento.

Finalmente, el gobernador ha advertido de las posibles consecuencias sobre la productividad y de los posibles errores de política económica. Si bien en los primeros momentos de la crisis el Banco de España apoyó una política fiscal muy expansiva, ahora ve muy importante que el sector público no persista en apoyar a empresas no viables.

“Hacer frente a estos daños estructurales con una visión de largo plazo y reformas de carácter estructural es particularmente importante. Ya lo era antes de la crisis y lo es más ahora”, ha sostenido Hernández de Cos.

CAMBIOS ESTRUCTURALES

Además de los daños estructurales, Hernández de Cos se ha referido a cambios estructurales, positivos y negativos, que ha traído consigo la crisis del coronavirus.

Una tendencia positiva ha sido el fenómeno de la digitalización. “Estamos buena parte de las empresas teletrabajando y esto está aquí para quedarse, porque probablemente beneficia al bienestar del trabajador y, al menos, añade una alternativa adicional a lo que teníamos antes”, ha explicado.

En este sentido, ha señalado que la autoridad pública debe favorecer los marcos laborales que permitan que la digitalización “sea un hecho”, así como aliviar algunos costes y poner el peso en la formación de los empleados.

El gobernador también se ha referido a la tendencia “claramente proteccionista” que había antes de la crisis. “Todos los retos globales son eso, globales, y la política doméstica nacional no va a ser capaz de enfrentarse a ello de manera adecuada. La respuesta óptima mundial debería ser más multilateralismo y no menos”, ha advertido Hernández de Cos, quien también ha lanzado un mensaje de optimismo, pues la respuesta financiera global ha sido coordinada y Europa ha actuado de la manera “adecuada”.

Otra tendencia que se ha acelerado es la desigualdad, cuya lucha pasa por contar con un buen diagnóstico de lo que tiene detrás. En este sentido, ha recordado que el Banco de España ha dado una serie de recetas de cómo debería ser el marco laboral para eliminar las trabas que generan un mayor desempleo. “Sucede lo mismo con las políticas de género y es así donde hay que enfocar la política económica”, ha asegurado.

Comentarios de Facebook