domingo, 20 septiembre 2020 16:54

Un gol de Rakitic tumba a un Athletic valiente

El FC Barcelona ha recuperado de manera provisional el liderato de LaLiga Santander después de imponerse por la mínima al Athletic Club (1-0) gracias a un tanto del centrocampista croata Ivan Rakitic, un resultado con el que los de Quique Setién meten presión al Real Madrid en la pelea por LaLiga Santander.

En la noche de Sant Joan, en la que se purifican almas y cosechas, no hubo excesiva magia, y solo las entradas de Riqui Puig, que dotó de otro aire al grupo, y de Rakitic, que anotó su primer tanto liguero este curso, apagaron la hoguera de dudas de un Barça que todavía no se rinde por el título. La pelota pasa al tejado de los de Zidane, que este miércoles reciben al Mallorca.

Ni siquiera el regreso al Camp Nou inspiró a un conjunto culé carente de ideas e incapaz de crear peligro durante los primeros 45 minutos. De hecho, un disparo del uruguayo Luis Súarez, que este martes integró el tridente atacante junto a Leo Messi y Antoine Griezmann, a las manos de Unai Simón fue el único disparo a puerta del cuadro local.

Ante la apatía azulgrana se plantó un serio Athletic con muchas caras nuevas y que neutralizó el juego azulgrana, dejando sin efecto su dominio del balón. Unai López, a los tres minutos, fue el primero en probar los reflejos de Ter Stegen, y poco después Yeray Álvarez, con la cara, desbarataba un disparo de Sergio Busquets.

Iñaki Williams, que cumplía 150 partidos en LaLiga, trató de sorprender en velocidad con un disparo que se fue por el lateral de la red, y, ya en el minuto 20, Yeray tuvo la ocasión más clara en una pelota colgada por Unai López que cabeceó en el segundo palo y que se marchó fuera por muy poco. Desde ese momento, nada. La primera mitad fue muriendo sin ocasiones y con los deberes por hacer.

Riqui Puig y Rakitic, salvadores

Setién optó por mover el banquillo en la reanudación en busca de un revulsivo, y lo encontró con la entrada de Riqui Puig por Arthur; el de Matadepera cambió por completo la cara del equipo, acercándolo al fin a la frontal, y Ansu Fati aportó desborde al conjunto blaugrana. Mientras, los fuegos artificiales y los petardos comenzaban a amenizar la noche de Sant Joan en el Camp Nou.

La incorporación de Ivan Rakitic terminó por confirmar la mejoría; en el 71, el centrocampista croata, asociándose con Messi y llegando desde segunda línea, cogió el balón y consiguió batir, con un disparo cruzado, al guardameta del equipo bilbaíno.

El tanto liberó al equipo, mucho más suelto y que pudo incrementar la cuenta en un chut del argentino que se marchó rozando el palo y en otro remate al poste de Ansu Fati. La mala noticia, en cambio, la dejó Gerard Piqué, que se tiró al campo lesionado y que tuvo que concluir con molestias después de que el equipo agotase las tres ventanas de cambios.

De esta manera, se pone momentáneamente líder (68) y mete presión al Real Madrid (65), que recibe al Mallorca. La próxima cita de los de Quique Setién será en Balaídos, donde se enfrentarán al Celta sin Busquets, que deberá cumplir ciclo tras ver este martes la quinta amarilla, ni los lesionados Sergi Roberto y Frenkie De Jong.