Compartir

Sage Northcutt, un joven luchador de Artes Marciales Mixtas (MMA) estadounidense, tuvo que someterse a una operación de nueve horas para que los médicos le reconstruyeran el rostro tras un soberbio derechazo que le propinó su contrincante durante un combate en la UFC.

Northcutt debutó la noche del pasado viernes en la competición con una pelea que le enfrentó al brasileño Cosmo Alexandre, multicampeón mundial de kickboxing.

El brasileño no tuvo piedad y en apenas 29 segundos acabó con las aspiraciones de Northcutt con un derechazo que impactó de lleno en el rostro

Como consecuencia del fortísimo puñetazo, el norteamericano sufrió hasta ocho fracturas diferentes en su cara y se sometió a nueve horas de cirugía, tal y como informó ‘MMA Fighting’.

Tras la operación, el luchador convaleciente colgó en su cuenta de Instagram una imagen donde bromeaba sobre su aspecto físico y prometió que pronto estará de regreso en el ring.