Compartir
Twitter

El año ha empezado mal para el club blanco, muy mal. Tras su empate en Villarreal, el Real Madrid ha vuelto a tropezar en liga de forma estrepitosa. En la tarde del domingo los merengues caían en su estadio 0-2 contra la Real Sociedad.

Además de sobre el terreno de juego, la noticia se situaba en las gradas del estadio de la Castellana donde el galés, Gareth Bale, seguía el partido a distancia tras su nueva lesión en el sóleo.

Desde el programa dirigido por Josep Pedrerol, ‘El Chiringuito’, aseguraron que Bale no esperó al pitido final del arbitro para abandonar el campo, sino que en el minuto 78 de partido, con un 0-1 en el marcador, el de Cardiff decidió irse en su coche del Bernabéu.

Gareth dispara así todo tipo de rumores sobre su implicación con el club madridista.