Quantcast
martes, 24 noviembre 2020 7:25

Nadal, en el alambre: ¿Puede ganar la Copa de Maestros?

-

Sobre los hombros de Rafael Nadal hay una gran presión, porque en este año atípico ha tenido la oportunidad de obtener algunos títulos que aún no figuran en su palmarés y que lo ayudarían a tener ventaja en esa carrera por ser el mejor de la historia, pero que por cansancio o lesiones inoportunas se le han escapado. Sin embargo, con más descanso y mejor forma física ha llegado más animado a este final de temporada, aún así la primera bala falló y perdió en el Masters 1000 de París; ahora tiene en la mira ese segundo título que le falta, aunque ya camina en el alambre para obtenerlo: las Finales de la ATP.

Convertirse en un campeón de la Copa de Maestros es una de las grandes gestas que no ha podido ganar el español y en este 2020 tiene una buena oportunidad de alcanzar la gloria. No obstante, el camino ya se le ha torcido a las primeras de cambio; por lo que mucho tendrá que luchar primero para alejar las dudas que se puedan estar generando en su cabeza y segundo para conseguir el triunfo que lo meta en la pelea nuevamente.

Thiem supo hacerle frente a Nadal

Si bien Nadal arrancó bien ante Rublev su lucha ante Dominic Thiem en la segunda jornada del Grupo Londres 2020 tenía un peldaño más de dificultad y aunque el balear lo sabía, pues no pudo oponerse a la presión a la que lo sometió el austriaco. En uno de los mejores partidos del año, sin lugar a duda, Thiem sacó toda su casta y garra para hacerle frente al muro que siempre es Nadal, pero en cancha dura y bajo techo no es lo mismo que sobre tierra batida y cielo abierto, eso ya ha quedado muy claro en la carrera del mallorquín.

Pese a todo eso, Nadal es un duro hueso de roer y sus derrotas las vende tan caras como se pueda imaginar. Thiem tuvo que luchar para ganar en dos sets, con sendos tie breaks (7-6 y 7-6), pero lo hizo de una forma tan épica como increíble: en el primero se llenó de errores de un lado y de otro, pero el austriaco aprovechó mucho mejor los del español; y ya en el segundo fue un poco más claro para llevarse el partido. Llegar a esa instancia destaca lo difícil que es vencer a Nadal, porque Incluso dispuso de un triple macht point, cuando en el segundo set iban 5-4; pero el mallorquín se levantó para igualar en ese momento las acciones. Con esta derrota se le complica mucho el camino, que comenzó a pedir de boca tras esa primera victoria sin problemas ante el ruso.

Comentarios de Facebook