Quantcast
viernes, 27 noviembre 2020 1:18

La desdicha de Benzema podría ser la salvación de Jovic y Mariano

El Real Madrid está inmerso en muchos problemas actualmente. Y es que al último resultado negativo que cosechó en Mestalla ante el Valencia, un 4-1 que pesa como una catedral, también se le suma esas irregularidades que ha tenido en su juego y que lo tienen en una situación incomoda. No solo los malos resultados y las pobres sensaciones tienen a los blancos penando; las lesiones ahora lo están asolando. A la de un pilar como Fede Valverde también se unieron las molestias de un Karim Benzema que preocupan mucho a Zinedine Zidane.

Lo cierto es que el delantero francés salió renqueante del partido ante el conjunto che y eso automáticamente hizo que Zidane volteara al banquillo para ver quien podría sustituirlo y se encontró con las miradas de Mariano Díaz y Luka Jovic con los que no cuenta ni un poco. Aunque fue el hispano-dominicano el que entró, tanto él como el serbio pasan a protagonizar un casting que entrenador galo había desistido de hacer: ver quién podría suplantar a Benzema si este se lesionaba.

Mariano parte con ventaja para Zidane

El hispano-dominicano trabajará bajo la vista del francés en este parón de selecciones

Si bien la lesión de Benzema al final no parece ser tan grave, debido a que solo se fue una sobrecarga y se quedará fuera de los terrenos de juego por una sola semana; ese aviso le dejó claro al técnico francés que debe tener un plan de respaldo, porque si su compatriota lo sigue jugando todo sin descanso la próxima lesión si podría ser más grave. En ese sentido ahora será una buena oportunidad para practicar algunas maniobras en el ataque y sin Benzema allí el que parte con ventaja es Mariano, por la sencilla razón de que Jovic se fue con Serbia en este parón de selecciones.

Al hispano-dominicano la suerte no lo ha acompañado, porque desde que llegó Zidane no ha contado para nada. Con solo 98 minutos entre esta y la temporada pasada, con un gol anotado, queda más que claro que para el entrenador merengue casi que ni existe. Además, sus problemas extradeportivos, como el positivo por coronavirus, su operación por amigdalitis o su negativa a irse al Benfica (lo que enfado mucho al francés y al club); han hecho que caiga aún más en desgracia. No obstante, ahora que no le queda más remedio que centrar su vista en él, puede ser una buena oportunidad para ganarse a Zidane y que lo tenga en cuenta para el futuro.

Jovic debe activarse definitivamente

Al serbio lo pidió el propio Zidane y por eso debe corresponderle

En el caso de Jovic las cosas lucen más complicadas, pero también tiene muchas esperanzas. Con más de mil minutos jugados en estas dos temporadas y apenas dos goles, el serbio ha se ha convertido en todo un fiasco para la entidad blanca. Solo el hecho de su juventud y que aún le queda mucho tiempo de contrato hacen pensar que aún pueda salvarse; pero mucho tendrá que trabajar para cambiar esa mala situación. La única carta que juega a su favor es una que el mismo Zidane ya ha dicho ante toda la prensa y es que su fichaje lo pidió precisamente él.

Aunque ahora no cuenta mucho, Zidane fue el que se empeñó que ficharán al serbio para que fuera el sustituto de Benzema. Sin embargo, su falta de integración y que haya desperdiciado las últimas oportunidades que le han dado, son las que han decepcionado a su entrenador y por lo que lo había dejado fuera de la dinámica de partidos. Jovic regresará tras estar con sus selección y podría encontrarse con una nueva oportunidad de jugar; pero en esta ocasión deberá activarse de forma definitiva, tanto en su juego como con goles, para demostrarle a Zidane que merece estar en el Madrid.

Benzema puede llegar muy justo para jugar ante el Villarreal y tanto Jovic como Mariano podrían ver una ventana para salir del ostracismo al que los han condenado. El futuro dirá que sucederá, pero Zidane deberá comenzar a rotar con lo que tiene para no sufrir cuando su compatriota no esté disponible.

Comentarios de Facebook