Quantcast
domingo, 29 noviembre 2020 22:50

Por qué le odian: las ‘cagadas’ de Bartomeu en el Barcelona

El nombre de Josep Maria Bartomeu actualmente genera muchas opiniones encontradas. Aunque en el resto de España se le ve sin mucho interés y hasta alguien que ahora produce gracia; en Cataluña tiene algunos seguidores, pero la gran mayoría lo ven como el enemigo público número 1 y todo por sus ‘cagadas’ al mando del Barcelona. La caída en desgracia de el mandatario del club catalán no viene desde ahora, se ha intensificado con el paso de los; no obstante, es justo en este momento con el equipo en llamas que la mayoría del público lo relaciona directamente con todo lo malo que le sucede a los balugranas.

Bartomeu ingresó a la presidencia del conjunto catalán en el 2015 y desde entonces ha sumido a la entidad en una espiral negativa que en esta temporada terminó de estallar con ese 2-8 que le endosó el Bayern Múnich. A pesar de los títulos, las diferencias con una plantilla con la que ya tiene un divorcio total, los maltratos a esos jugadores que le han salvado en incontables ocasiones y una mala gestión que ha deparado en una crisis económica, al punto de que el equipo no puede fichar a nadie, completan un listado que tiene en un estado agónico al Barça. Sin embargo, hay algunas cosas puntuales que intensifican este mal momento que vive el equipo.

La venta de más que discutida de Neymar

El brasileño se fue cuando nadie esperaba su marcha

A pesar de que en el Barcelona la calma era total, las cosas se torcieron cuando Neymar acabó pagando su cláusula de rescisión de 222 millones de euros y se marchó al PSG en 2017, convirtiéndose así en el fichaje más caro de toda historia del fútbol mundial. La falta de la directiva comandada por el catalán fue muy cuestionada en su momento, primero por mentirle a la afición, diciendo que todo estaba fenomenal; y segundo, por su falta de movimiento para tratar de convencer a un jugador clave. El descontento y las inquietudes de Neymar no fueron atajados a tiempo y aunque el actual jugador parisino también tiene su cuota de culpa; lo cierto es que el Barça dejó que se lo robarán en al cara. La plantilla, con Messi a la cabeza, se molestó mucho y a partir de entonces no fue la mismo.

Comentarios de Facebook