Compartir
Instagram

José Mourinho ha acudido este martes a la Audiencia Nacional para firmar la sentencia de conformidad con la pena de un año de cárcel impuesta por el juez.

El entrenador fue acusado de dos delitos contra la Hacienda Pública cometidos en el IRPF de los ejercicios 2011 y 2012. La condena incluye una multa por valor de dos millones de euros y seis meses de cárcel por cada uno de los delitos.

Sin embargo, la pena de prisión ha sido sustituida por el pago de otra multa, con una cuota diaria de 250 euros durante 24 meses, lo que supone una cantidad de alrededor de 180.000 euros.

Según figura en el informe de la Fiscalía, Mourinho creó la sociedad Koper Services S.A. para “hacer fiscalmente opacos los beneficios procedentes de sus derechos de imagen”. El entrenador suscribió un contrato para la cesión de explotación de esos derechos a la sociedad, domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas.