viernes, 25 septiembre 2020 5:19

Fútbol.- La Peña ‘Las Colchoneras’ cree que cancelar la Primera Iberdrola “es una falta de respeto al fútbol femenino”

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La Peña ‘Las Colchoneras’, la primera peña del Atlético de Madrid Femenino, pidió este jueves que se reanude la Primera Iberdrola “con los mismos protocolos” que se están llevando a cabo en LaLiga Santander, y calificó como “falta de respeto” a todos los que apuestan por el fútbol femenino el que la RFERF diese por concluida la temporada por el coronavirus.

“La Primera Iberdrola debe reanudarse con los mismos protocolos, medidas de seguridad y protección con lo que lo hará la Liga Santander.Los intereses económicos y particulares de unos pocos no pueden echar por tierra el trabajo y las ilusiones desarrollados por muchas personas durante años, es una falta de respeto y de consideración, así lo entendemos”, sentencia la nota.

El grupo entiende que se están atravesando “momentos muy complejos por la situación” por la crisis del coronavirus y asegura ser “consciente de que la salud y la seguridad de las personas debe prevalecer y la responsabilidad debe ser la norma de comportamiento de todos y todas”. “Pero derechos y responsabilidad no pueden servir de excusa para tomar medidas discriminatorias”, lamentan.

Por ello, consideran que el cierre definitivo de la Primera Iberdrola “es un acto absolutamente arbitrario en una temporada donde con la firma del primer convenio colectivo de fútbol femenino se ha dado un pasode gigante para su profesionalización”. “La cancelación es una falta de respeto hacia todos los que apostamos por el futbol femenino, clubs, jugadoras, técnicos, arbitras, afición, patrocinadores…”, añaden.

“La medida discriminatoria, además de adulterar la competición, puede echar por tierra el trabajo realizado durante años para dicha profesionalización y su difusión poniendo en peligro la supervivencia de algunos equipos”, subrayó la peña rojiblanca.

En este sentido, apuntó que la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino ha calculado “en cerca de 600.000 euros la pérdida de ingresos porderechos de televisión” por esta conclusión anticipada de la temporada, “a los que hay que añadir la reducción de los patrocinios de cada equipo”.

Además, la peña deja claro que también “debe ser tenida en cuenta la opinión de las jugadoras que se han posicionado a través de la AFE” y que esta final de la campaña “produce un daño impagable a la imagen y seriedad que el futbol femenino no se merece”. “Una vez más se pone de manifiesto que el apoyo de la RFEF era publicidad sin fundamento, siendo la única responsable de la cancelación ya que el Decreto Ley del CSD se limita a formular recomendaciones, dejando en manos de las federaciones la decisión final”, se queja.

“Por tal motivo, como aficionadas pedimos que la RFEF reconsidere su postura y de no hacerlo que intervenga el CSD ya que dispone de las competencias legales cuando una federación altera cualquier tipo de competición. El estar en una situación extraordinaria y delicada como la actual no debe ser excusa para tomar medidas discriminatorias de dudosa legalidad”, reitera.