Compartir
Twitter

El cinco veces campeón del mundo de F1 Lewis Hamilton tuvo un gran detalle cuando envió a casa de Harry Shaw, un niño de cinco años enfermo de cáncer, el coche que utilizó para vencer en Montmeló ya que, según el deportista, el pequeño le sirvió de inspiración para ganar el GP de España. Hamilton no solo le hizo llegar su monoplaza, incluso le mandó el trofeo

“Hoy has sido mi inspiración Harry. Intentaré que te sientas orgulloso de mí. Eres un chico muy fuerte, y yo desearía ser tan fuerte como tú. Quería que el mundo viese lo fuerte que eres y pedirles a todos te dediquen sus mejores deseos y oraciones durante este difícil momento. Dios te bendiga. Tu amigo, Lewis”, escribió Hamilton en una publicación de Instagram.

 

“Lewis Hamilton nos ha regalado un gran momento y una gran sonrisa en un momento tremendamente difícil de nuestras vidas. Mi hijo todavía no puede creer que Lewis Hamilton hable de él y le haya dedicado la carrera”, agradeció por su parte el padre del niño en declaraciones a ‘Sky.com’.