Compartir

La policía estadounidense de Las Vegas (Nevada) ha solicitado a la Fiscalía italiana una muestra de ADN de Cristiano Ronaldo para cotejarla con los restos encontrados en las pertenencias de la modelo Kathryn Mayorga, quien acusa al delantero portugués de violación, tal como ha informado ‘The Wall Street Journal‘.

Los hechos se remontan a 2009 cuando supuestamente el astro de Funchal agredió sexualemnte a la maniquí después de una fiesta donde fueron grabados bailando juntos.

De esta manera, el caso parece complicarse para CR7, que se verá obligado a entregar la muestra solicitada que, una vez esté en poder de las autoridades estadounidenses, dará paso a una nueva fase en la investigación.