Quantcast
lunes, 26 octubre 2020 17:34

Irene Lozano: “Es un momento de unión del deporte como no se había visto en muchos años”

La presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), Irene Lozano, ha reconocido que lo más complicado estas últimas semanas de confinamiento por la pandemia de coronavirus ha sido “gestionar la incertidumbre” de los deportistas, y ha asegurado que se está viviendo “un momento de unión” en el deporte como no se había visto “en muchos años”.

El fútbol, motor económico

“El fútbol es importante como locomotora en términos económicos, es algo que tenemos muy presente y el fútbol también. El jueves pasado firmamos un código de conducta que suscribieron la misma tarde más de 30 federaciones deportivas. Es un momento de unión del deporte como no se había visto en muchos años”, declaró en la reapertura del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Madrid.

En este sentido, explicó que está unión será beneficiosa en los momentos duros que se avecinan. “En una crisis sanitaria como la que hemos vivido, esa unión es una fortaleza enorme y creo que sobre esa fortaleza de la unión y de gestionar juntos esa incertidumbre el sector saldrá adelante lo más fortalecido posible, aunque por delante tenemos momentos difíciles económicos”, añadió.

Lo más difícil, la incertidumbre

Además, la Secretaria de Estado para el Deporte reconoció que “lo más difícil en estas últimas semanas ha sido gestionar la incertidumbre”. “De repente, el horizonte de trabajo que tienen los deportistas, que muchas veces es un ciclo olímpico, se borró del mapa. Estaban en su casa entrenando lo que podían, y les hemos acompañado mucho en ese proceso de espera”, manifestó.

“Es lo que tenemos que seguir haciendo todos, porque tenemos que seguir teniéndole respeto al virus, gestionando bien los controles sanitarios, y poco a poco irán restableciéndose mucho las competiciones. Hemos hecho programas de acompañamiento psicológico para ayudarles a gestionar esa incertidumbre”, continuó.

Reabren los CAR

Por otra parte, Lozano se mostró emocionada con la reapertura de los CAR de Madrid y Sant Cugat. “Es una enorme satisfacción y una gran alegría, después de lo que hemos pasado como país, ver cómo poco a poco el corazón olímpico y del deporte empieza a latir otra vez aquí en Madrid, y ver las ganas con las que vienen los deportistas, después de las dificultades que han tenido estos dos meses para entrenar en sus casas. Es un día muy importante”, incidió.

También destacó que han reforzado “las medidas de seguridad, cumpliendo los protocolos sanitarios”. “Hemos hecho una gran inversión para que haya controles de acceso al CAR, controles de temperatura, y se está desinfectando permanentemente. Todos los deportistas que vienen a entrenar han sido declarados previamente aptos, han sido sometidos a un reconocimiento médico, y cuando se ha prescrito, se les ha realizado un test. Se dan todas las condiciones para que poco a poco el deporte vaya volviendo a la nueva normalidad”, subrayó.

Así, relató que desde el 4 de mayo se empezaron a recibir solicitudes para volver a los entrenamientos. “Se les hace el reconocimiento previo y cuando tienen la calificación de aptos, pueden incorporarse a los entrenamientos”, dijo.

“Se puede ver separación entre los atletas, a los entrenadores se les pide que se pongan las mascarillas. Todo va poco a poco recobrando la normalidad. También es cierto que entre los tres CAR que dependen del CSD son más de 500 los deportistas que nos han pedido empezar a entrenar, y poco a poco se irán sumando más a medida que la situación se vaya normalizando”, apuntó.

Por último, Lozano aseguró que están notando el “enorme agradecimiento” de los deportistas. “Son muy conscientes del apoyo que significa para ellos volver a abrir estas instalaciones de nuevo; solo en este CAR, se invierten 8 millones, son muy conscientes de ese esfuerzo. Muchas cosas que dábamos por supuesto ahora las valoramos mucho más. El mundo del deporte ha estado con creces a la altura de esta situación. Me dicen que estaban deseando volver a entrenar, incluso con cierto nerviosismo de ver cómo va a responder el cuerpo. Tienen la perspectiva de que no hay competiciones en el horizonte inmediato, que generaría mucha presión”, concluyó.

Comentarios de Facebook