Compartir
Instagram

La falta de liquidez del Barça y las negociaciones con los bancos que avalen el cheque de 120 millones de euros para llevar a cabo el fichaje de Antoine Griezmann pueden retrasar los planes del club azulgrana.

La idea que tenía prevista el Barça consistía en el pago de la cláusula, este miércoles, por el futbolista en la sede de LaLiga. Que el futbolista aterrizara mañana jueves en Barcelona y que fuera presentado el viernes después de hacerse la tradicional fotografía en la tienda del Camp Nou y el lunes ya pudiera empezar a entrenarse con sus compañeros como un jugador más de la plantilla.

Es por eso, que el equipo catalán trató de negociar sin éxito con el Atlético un pago aplazado de la cláusula, que en este caso hubiera pasado a ser un traspaso, pero el Atlético, molesto por como el Barcelona ha llevado las negociaciones, pero los rojiblancos lo rechazaron.

Hay dos detalles decisivos en este futuro movimiento blaugrana. Por una parte, Ernesto Valverde ha convocado a sus jugadores para el próximo 14 de julio, día en el que arranca la pretemporada culé. Y por otro lado, el viernes 12 de julio es cuando finaliza el plazo de las vacaciones de Antoine Griezmman, según interpretó el jugador francés.

Los responsables del Barça están trabajando para que entre el jueves y el viernes, se pueda cumplir con el pago de esos 120 millones de euros, según informa el diario ‘Sport’.