martes, 22 septiembre 2020 4:30

Este tenista acusa a Federer de arruinar a los más modestos

La pandemia del coronavirus está haciendo estragos en muchos sentidos. No solo por los peligros de salud que trae, también por los problemas económicos a los que está sumiendo a muchos que ya viven sus golpes. En el mundo del tenis pocas son las noticias de ese aspecto, pero eso es lo que está tratando de cambiar Andrew Harris, número 204 del mundo, en unas declaraciones para ‘Fox Sports’ en las que acusó al “Big 3” (Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic) de no velar por los intereses de todos y solo ver por sus grandes premios, pero fue allí en donde se afincó más contra la figura de un Federer al que no parece guardar mucho aprecio.

El australiano se explayó a lo largo de una entrevista en la que repartió varios mazazos para muchas figuras ligadas al tenis, pero fue especialmente duro con los más grandes, a los que no ve muy comprometidos con la causa de cuidar a los más desprotegidos económicamente por esta pandemia.

Mazazo para Federer

El australiano no perdona al suizo

Harris habló claro al decir que al helvético no le convenía que hubiera muchos cambios en la forma de repartir los premios, porque lo quería todo para los mejores. “Lleva muchos años en la cima y, al igual que Rafa y Novak, parece haberse olvidado de los niveles bajos de este deporte. Me consta que Roger no desea que haya ningún cambio en el reparto de dinero, lo quiere todo para la cima del tenis”.

Además lo tildo de hipócrita a Federer porque a su entender dice lo contrario frente a las cámaras “pero a la hora de tomar decisiones y votar, demuestra lo que piensa en realidad. Esto no le afecta y su implicación es mínima, ser una personalidad como él debe quitar mucho tiempo para otros asuntos”.

Djokovic es el más inconsciente

Djokovic en su juego de fútbol

Al serbio le dedicó unas duras palabras al acusarlo que desde su posición como el presidente del Consejo de Jugadores debería tener más responsabilidad con ese cargo y apoyar a todos los tenistas menos favoritos y no centrarse en sus asuntos personales.

“Estamos hablando del Presidente del Consejo de Jugadores, que mientras todo el mundo del tenis estaba reunido decidiendo cuál era nuestro futuro, él estaba jugando un partido de fútbol en Serbia. Creo que ha sido el que más se ha preocupado por redistribuir el prize money y el que más empatía mostró hacia nosotros, pero no es suficiente lo que hace y, desde luego, me parece incomprensible su actitud. No ha usado su influencia como representante de todos nosotros”, explicó.

A Gaudenzi también le tocó

Harris también fue contra la ATP

Para el director de la ATP, Andrea Gaudenzi, también tuvo tiempo y resaltó la falta general de liderazgo del organismo, su falta de solidaridad con el resto, debido a que no aceptaron rebajarse el sueldo porque ellos “estaban trabajando el doble”; además de una preferencia muy marcada hacia los del Top 100, porque la información nunca le llegó a todos por igual.

Crítica por la distribución de los premios

Las críticas se centraron en los grandes

Una de las críticas más fuertes, en la que además volvió a atizar a Federer, fue en la referente a la manera en cómo se distribuían los premios en los torneos y como solo los mejores son los que salen más beneficiados por la desigualdad que hay.

“El público general no tiene ni idea de las discrepancias que existen a este respecto en el seno del circuito. Necesitamos crear una estructura que permita vivir del tenis a más de 100 tipos. Es indignante que el 300 del mundo no obtenga beneficios suficientes para vivir de su deporte. Los grandes jugadores (el suizo y compañía) deben hacer mucho más por cambiar esta situación”, indicó.

Lo cierto es que Harris se despachó a gusto y muchos en su posición (o tal vez no) pensarán que razón no le falta. Aunque en estos tiempos todos suelen hablar mal de Djokovic y contra Nadal siempre ha habido algo de recelo, contra el suizo casi siempre llueven los elogios, pero luego de estas declaraciones del australiano tal vez los tres deban reflexionar y ver si de verdad ayudan a sus compañeros de profesión tanto como ellos lo necesitan.