Quantcast
martes, 27 octubre 2020 8:27

El Barcelona llora: está harto y denuncia este atraco

La directiva culé ha estallado. El Barcelona no aguantó más y decidió poner de manifiesto su malestar ante las fallas evidentes del Video Assistant Referee (VAR), el cual solo ha favorecido al Madrid, club que está en la cima de la tabla de posición con cuatro puntos de ventajas. El último incidente fue el penal no pitado a favor del Athletic de Bilbao cuando los merengues iban venciendo 0-1.

Y lo peor de todo es que el VAR si vio el pisotón que recibió Marcelo y el árbitro pitó la pena máxima para que los blancos consiguieran la victoria en el nuevo San Mamés. Esta situación tiene a la directiva molesta y este lunes decidieron manifestarse con un vocero para expresar sus reclamos y así meter presión para que los ejecutivos de LaLiga puedan mejorar las decisiones de los jueces sean más ecuánimes y no tan parcializados como en estas últimas semanas.

Josep Vives, directivo culé, fue el encargado para poner en orden esta situación y trasmitir el malestar del seno catalán con la inconsistencias con las decisiones que afectan colateralmente con la posibilidad de que los blaugranas puedan remontar una diferencia de cuatro puntos faltando cuatro fechas para terminar la temporada.

“Nadie puede dudar del papel de liderazgo del Barça en la implantación del VAR en LaLiga. Lo hizo para mejorar el resultado global de LaLiga y del espectáculo y para ayudar a los árbitros. Nadie pone en duda la herramienta. Sería absurdo. Seguimos defendiendo la implantación del VAR, pero hay que mejorar la aplicación de los criterios. No ha habido ecuanimidad en la aplicación de los criterios. Se ha perjudicado a unos equipos y se ha beneficiado a un equipo. El presidente dio una opinión y constató unos hechos. Parece que, por momentos, no existe ecuanimidad”, dijo el portavoz.

El Barcelona pide mejores sentencias

Es lo que pide el Barcelona que haya igualdad para la interpretación y que no haya mayor flexibilidad para un club en relación a otro y que la ecuanimidad se haga presente, sobre todo en la recta final de esta temporada que estuvo parada por tres meses por la crisis sanitaria.

“El debate es defender una herramienta que mejora el fútbol. Debemos mejorar la aplicación de los criterios. Podemos formular una queja, pero no vamos a entrar en discusiones arbitrales. Entendemos que le hacemos un flaco favor al colectivo arbitral. La Liga no está adulterada”, explicó Vives.

“El Real Madrid no es líder gracias a los árbitros. No hay una campaña contra el Barcelona, pero hay unas decisiones que tienen una incidencia mucho mayor en el momento clave de la temporada. Nuestra obligación es jugar bien y ganar, pero los criterios de aplicación del VAR no son ecuánimes”, dijo el portavoz.

Simplemente es lo que pide el Barcelona, los culés exigen mayor rigidez a la hora de poner en practica esta novedosa manera de poder ver lo que a veces en el campo los jueces no pueden apreciar y que el criterio sea lo más equitativo posible para que ningún club de la competición se vea perjudicado y que los directivos de LaLiga puedan mejorar el sistema para el futuro y no volver a repetir estos incidentes.

Comentarios de Facebook