miércoles, 30 septiembre 2020 19:57

“Desatado”. Por qué Marcelo está condenado a salir del Real Madrid

El Real Madrid se aproxima al final de la Liga con un paso firme y limpio. El título está cada vez más cerca y Zidane es el gran protagonista al liderar a un equipo apegado a una táctica centrada en una defensa unida y en bloque que ya acumula nueve victorias consecutivas gracias a su efectividad. Si bien el entrenador francés es la cabeza del grupo, cuenta con hombres de confianza una columna vertebral compuesta por Courtois, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Casemiro y Benzema; pero a ellos los han ayudado varios hombres. Sin embargo, ahora una nueva figura se erige y destaca no solo por su defensa, ahora también con goles, ese no es otro que Ferland Mendy que desbancó definitivamente a Marcelo.

Ciertamente el entrenador francés estuvo turnando a los laterales izquierdos tras el regreso del parón por la pandemia del coronavirus, pero una lesión muscular del brasileño lo dejó fuera en estos últimos partidos del campeonato español y le abrió paso al portento galo para que disfrutara de todos los minutos posibles, algo que agradece con mucho juego.

Marcelo pierde terreno

Marcelo es uno de los hombres de Zidane

Para Zidane uno de sus máximos hombres de confianza desde su llegada es el lateral brasileño. Marcelo siempre dijo presente en todos los paridos importantes del técnico francés desde que comanda al Real Madrid y este le dio mucho juego y ataque por la banda izquierda. Sin importar sus irregularidades en defensa, él siempre compensaba con un juego ofensivo que nublaba todos los despistes que dejaba a su espalda. No obstante, los años pasan y con Solari ya se vio una prueba de lo que puede ser el Madrid sin el segundo capitán blanco en cancha.

Sergio Reguilón probó que se le podía hacer sombra al lateral oriundo de Río de Janeiro, pero para el entrenador galo aún no estaba listo para quitarle el puesto así que lo cedió al Sevilla y en su lugar pidió la contratación de un Mendy que despuntó en el Lyon. Con la llegada del zaguero francés rápidamente dejó claro que la defensa era lo suyo, pero poco a poco le quitó terreno al ‘3’ merengue con buenas acciones en ataque. Pese a que el ex del Fluminense acumula dos goles y cinco asistencias esta campaña, sus números no opacan la fiabilidad que ofrece en todos los sentidos el defensor galo.

Gran cierre con golazo incluido

En su primera campaña en el Real Madrid, el ex del Lyon le ha ido comiendo la tostada a un Marcelo muy irregular. Ahora su gran despliegue defensivo le sumó una potencia en ataque nada despreciable, como demostró con su asistencia a Benzema ante el Atlético, el pase a gol a Asensio ante el Valencia y más recientemente con el golazo al Granada. Mendy abrió la cuenta al disfrazarse de Roberto Carlos y con un regate en el el probó que es un portento físico, dejó desparramado al rival en carrera y con un zurdazo batió a Rui Silva. Un gol de bandera que posibilitó el triunfo y acerca mucho más al Madrid a la gloria.

Los merengues tendrán que pensar mucho si acuden al mercado de fichajes en este verano, más porque el equipo necesita algunos retoques importantes, pero de lo que no hay duda es que el puesto del lateral izquierdo lo tiene bien cubierto con un francés que realmente da garantías.