viernes, 25 septiembre 2020 5:27

Crónica: El Atlético se lleva otro disgusto en Lisboa

El Atlético de Madrid cayó (2-1) ante el RB Leipzig y se despidió eliminado de la Liga de Campeones en cuartos de final, ante un cuadro alemán que supo sacar su versión vertical y atrevida y también aguantar la reacción rojiblanca a cada golpe, ya definitivo el tanto de la victoria en el minuto 88 de Tyler Adams.

Los de Diego Pablo Simeone tendrán que seguir esperando por la ansiada Champions. De nuevo Lisboa, como en aquella final de 2014, negó un destino exitoso al Atlético. Ni esa experiencia, ni la irrupción en el segundo tiempo de Joao Félix frenaron las ganas del Leipzig de escribir su historia en la máxima competición.

Un club con 11 años de vida que se da a conocer en Europa a costa de los atléticos. El formato compacto por culpa del coronavirus acortó el camino y aumentó la fe de equipos como el Leipzig, quien se medirá el martes contra el PSG por la final. Lejos quedaba Anfield para el Atleti, como se alejó de nuevo el sueño de una Champions rojiblanca con un gol de rebote de Adams.

Apuntaba al típico día para sufrir, sin un dominador claro, con pocas ocasiones. Al Atleti le costó algo más entrar y jugar en campo contrario, siendo el Leipzig quien desplegó mejor sus armas en el primer tiempo. Los alemanes eso sí, por mérito también del equipo español, buscaron casi siempre un centro lateral fácil de defender.

Sin embargo y pese a la buena disposición de los del ‘Cholo’ cuando se trata de armarse atrás, el Leipzig jugó a gran velocidad, en uno o dos toques, en campo contrario. Dani Olmo hizo de enganche de un equipo valiente a la hora de incorporar a gente al ataque. Cantidad y no calidad, ya que echaban de menos a Timo Werner.

Su máximo artillero, que voló al Chelsea antes del final de la temporada, no tiene ni tuvo sustituto, a pesar de que Nagelsmann se cansara en la previa de las preguntas sobre su ex. Si en el equipo alemán fue Olmo, en el español fue Carrasco quien animó a los suyos. Las carreras del belga metieron al Atleti en el partido, pero tampoco tuvo socios arriba, sin noticias de Costa o Llorente.

Carrasco tuvo el disparo más peligroso de los del Cholo, que reclamaron un penalti a Saúl, aunque muy discreto. Los rojiblancos también se pelearon con el árbitro porque no sacó tarjetas a un Leipzig que parecía ganarles la partida al menos a los puntos. Terminó el primer tiempo con el Atleti muy atrás, incluso como para buscar una contra en caso de recuperación.

Los del Cholo subieron líneas, pero la respuesta alemana fue combinar aún mejor y más rápido. En una bonita jugada, Dani Olmo hizo el 1-0. Los de Julian Nagelsmann siguieron mandando hasta que entró Joao Félix. En casa, el portugués solo miró a la portería contraria. Encaró, regateó y se asoció despertando a sus compañeros, hasta que forzó el penalti que él mismo convirtió en el 1-1.

Pasó a sufrir el Leipzig, mientras el Cholo quemaba naves con Morata. El guion de épica y victoria sufrida parecía escrito para el Atleti pero, tras mucho tiempo sin llegar, por la espalda de Trippier apareció el Leipzig, con un pase atrás que Adams convirtió en gol tras tropezar el balón en Savic. No se rindió el equipo español y Morata rozó con su bota un par de remates, pero se despidió de una Champions que tampoco le sonrió.

Ficha técnica

Resultado: RB Leipzig, 2 – Atlético de Madrid, 1. (0-0, al descanso).

Alineaciones

RB Leipzig: Gulácsi; Klostermann, Upamecano, Halstenberg; Nkunku (Haidara, min.83), Kampl, Laimer (Adams, min.72), Angeliño, Dani Olmo (Schick, min.83), Sabitzer (Mukiele, min.90+); y Poulsen.

Atlético de Madrid: Oblak; Trippier, Savic, Giménez, Lodi; Herrera (Joao Félix, min.58), Koke (Felipe, min.90), Saúl, Carrasco; Llorente y Costa (Morata, min.72).

Goles:

1 – 0, min.50, Dani Olmo.

1 – 1, min.71, Joao Félix (penalti).

2 – 1, min.88, Tyler Adams.

Árbitro: Szymon Marciniak (POL). Amonestó a Klostermann (min.70), Kampl (min.82) y Haidara (min.87) por parte del Leipzig. Y a Lodi (min.62) y Giménez (min.97) en el Atlético.

Estadio: José Alvalade de Lisboa.