sábado, 19 septiembre 2020 5:00

Anna Cruz regresa a España y jugará una temporada en el Kutxabank Araski

La internacional española Anna Cruz jugará la próxima temporada en el Kutxabank Araski, en el que supondrá su regreso a la Liga Femenina Endesa siete años después, tras seis años en Rusia y media temporada en Turquía, ha confirmado este domingo la entidad vasca.

En las últimas temporadas había perdido las ganas al baloncesto, sufría más que disfrutaba jugando. Estar tanto tiempo fuera, superando situaciones difíciles pasa factura, y el cuerpo me pedía volver. Fichar por Kutxabank Araski, un club humilde, trabajador y ambicioso, me ha devuelto las ganas de jugar al baloncesto. No se me ocurre mejor entorno que Vitoria-Gasteiz para recuperar las ganas de comerme el mundo, en una ciudad que respira baloncesto a los cuatro costados. Quiero volver a identificarme con un club, sentir sus colores y volver a sentir la pasión con la que siempre he vivido el baloncesto”, reconoció Cruz.

La escolta catalana confesó que espera con ganas el comienzo de la temporada. “Tengo un buen presentimiento con el grupo humano de Kutxabank Araski, y es algo que hoy por hoy priorizo. Simplemente me gustaría agradecer al club la ilusión y la confianza que me ha transmitido desde el primer momento. ¡Espero estar a la altura de este proyecto que afronto con muchísimas ganas!”, concluyó.

La barcelonesa, de 33 años, se formó en el UB Barça hasta categoría sénior, club con el que debutó en Liga Femenina Endesa con 15 años y con el que conquistó ese curso el campeonato. Tras tres temporadas en el Arranz Jopisa Burgos (2005-08) y una en el CB Olesa (2008-09), fichó por el Rivas Ecopolis, donde en cuatro campañas ganó dos Copas de la Reina (2011 y 2013) y fue subcampeona de la Euroliga (2012).

Después, se marchó a Rusia, donde jugó tres años en el Nadezhda (2013-16) y tres en el Dynamo Kurks (2016-19), con el que conquistó en 2017 la Euroliga. También durante ese tiempo, disputó tres temporadas en la WNBA, en 2014 con los New York Liberty y en 2015 y 2016 con Minessota Lynx, cuando se convertiría en la segunda española en ganar un anillo de la WNBA tras Amaya Valdemoro. El último curso jugó en el Fenerbahçe turco, pero dejó el equipo en las vacaciones Navidad para operarse del menisco de la rodilla.

En el plano de selecciones, Cruz ha disputado 158 partidos con España, con la que ha logrado dos medallas de oro en Eurobasket (2017 y 2019), dos de plata (Juegos Olímpicos de Río 2016 y Mundial 2014) y cuatro de bronce (Eurobasket 2009 y 2015 y Mundial 2010 y 2018).

La entrenadora de Kutxabank Araski, Madelén Urieta, con la que Cruz coincidió en el último Eurobasket, destacó las virtudes de la jugadora. “Es un privilegio para Kutxabank Araski poder contar con una jugadora como Anna Cruz. A nivel deportivo encaja perfectamente en la filosofía y estilo del equipo, siendo una jugadora completa y que aporta en todas las facetas del juego, tanto ofensivas como defensivas. Además, su carácter ambicioso, su generosidad y su experiencia, ayudarán al crecimiento del equipo”, finalizó.