Compartir

Un niño de 10 años resultó herido de bala cuando su niñera intentó fotografiarse con una pistola en la mano. El menor fue trasladado en estado crítico al Hospital Memorial Hermann donde se recupera de sus heridas.

Los hechos tuvieron lugar el pasado martes en una casa de Houston (Texas, EEUU), cuando la joven de 19 años, que además era tía del pequeño, se hizo un selfie con un arma que encontró en la casa y ésta se disparó accidentalmente hiriendo al niño.

Por el momento nadie ha presentado cargos en contra de la joven.