Compartir
Pixabay

Una niña de 9 años del barrio neoyorquino del Bronx (Estados Unidos) se quitó la vida después de que su madre le prohibiera jugar con el móvil por ser demasiado temprano.

La menor fue encontrada ahorcada en su habitación el pasado sábado antes del mediodía. La madre llamó inmediatamente a los servicios de urgencia que nada pudieron hacer por salvar su vida, tal y como informa el ‘New York Post‘.

Según los testimonios de los vecinos, madre e hija habían discutido por la mañana después de que la progenitora le quitara el teléfono móvil.

“Al parecer, la niña se despertó y quería conseguir el teléfono para entrar en YouTube. Pero la madre le dijo que no, que era demasiado temprano en la mañana”, declaró uno de ellos.