Compartir
Pixabay

Una mujer se quedó dormida durante un vuelo con la compañía aérea Air Canada. Cuando despertó, se encontró sola y encerrada en la aeronave.

Tiffani Adams vivió la experiencia más curiosa de su vida cuando cerró los ojos durante un trayecto desde Quebec a Toronto. Cuando el avión despegó Adams se quedó dormida en una fila de asientos vacía.

Al despertar, se encontró sola en el avión, con las luces apagadas y las puertas cerradas. El aeroplano había sido transportado a un hangar una vez la tripulación había desembarcado. Sin embargo, olvidaron a la mujer en su interior.

“Creo que estoy teniendo un mal sueño porque seriamente, ¿cómo esto está pasando?”, escribió la joven en su perfil de Facebook donde relató su historia.

Adams logró contactar con un allegado llamando por el teléfono móvil, pero mientras hablaba con él, su dispositivo se quedó sin batería. En ese momento, la mujer intentó conectar el teléfono a un USB que encontró en uno de los asientos, pero fue inútil, ya que la corriente había sido cortada.

“Intento enfocarme en mi respiración y controlar mi ataque de pánico mientras intento cargar mi teléfono conectándolo a todos los puertos USB que encontré”, prosiguió con su relato.

La mujer consiguió abrir una de las puertas, pero ante sus pies tenía una caída de 15 metros, por lo que continuaba atrapada. Sin embargo, logró llamar la atención de un conductor de un carro de equipajes, quien la observó sentada en la entrada de la aeronave con las piernas colgando.

“Estaba en shock, preguntando cómo diablos me dejaron en el avión”, dijo Adams. “Yo me pregunto lo mismo”

Air Canada se disculpó por el incidente.