Compartir

Una abuela no dudó en enfundarse un disfraz de unicornio para poder dar un abrazo a sus nietos y de esta manera evitar un posible contagio por Covid-19.

Maureen Sweeney se presentó en casa de su hijo Hugh Dillous en New Jersey (EEUU) para poder ver y palpar a sus dos nietos Rylan y Lincoln. La mujer acudió a la cita  ataviada como un unicornio de color rosa. Dillon registró el encuentro con una cámara de vídeo.

Sweeney vive a escasas manzanas de su hijo, pero debido al brote del coronavirus no se había reunido con su familia desde el pasado 17 de marzo, por lo que no dudó en comprar el disfraz y acudir al encuentro de sus más allegados.

“Una abuela siempre encuentra una manera de hacer las cosas”, escribió un usuario en una publicación en las redes sociales comentando las tiernas imágenes.