Compartir

Un tiburón mako mordió uno de los lados del bote de unos científicos que se encontraban en alta mar realizando un estudio.

Los hechos ocurrieron en Nueva Zelanda cuando el grupo de investigadores navegaba en la embarcación y el escualo hizo su aparición.

Riley Elliot, un biólogo conocido como ‘The Shark man’ (el Hombre – tiburón) grabó la escena con su teléfono móvil y compartió las feroces imágenes en Instagram.

Elliot aseguró que el tiburón no actuó de manera violenta, simplemente mordió la barca para inspeccionarla.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

When a Mako’s way of saying hello goes viral again. They may start savvy, but then I’ve had some of the most amazing in water encounters with them

Una publicación compartida de Riley Elliott (@thelifeofrileynz) el