Compartir

Un legislador del estado de Illinois (Estados Unidos) sufrió en sus propias carnes el problema del exceso de excrementos de paloma.

El representante demócrata Jaime Andrade concedía una entrevista en plena calle a la cadena ‘CBS’, y mientras denuncia el problema de salubridad que sufre la ciudad de Chicago como consecuencia de la incontinencia de las aves, una paloma le hizo caca en la cabeza, convirtiéndose de esta manera en la víctima de una situación de la que en esos momentos estaba hablando.

“¿Acaban de hacerlo, no?”, dijo Andrade tocándose la cabeza. “Tendré que ir a lavarme. Eso es lo que les sucede a mis electores. Las palomas defecan encima de ellos todo el tiempo”.