Compartir

Un globo aerostático realizó un aterrizaje de emergencia en pleno vecindario de Murrieta (California) sin producirse daños personales. Tampoco se registraron desperfectos en las casas u otras estructuras.

El Departamento de Policía de la localidad californiana confirmó que “la falta de viento y las condiciones meteorológicas” obligaron a la aeronave a realizar un aterrizaje de emergencia en el ‘The Colony’, un barrio de Murrieta, el pasado jueves.

El piloto logró una gesta al lograr aterrizar el globo sin producir ningún desperfecto. Según su testimonio, recibió ayuda por parte de algunos vecinos que se encontraban en la calle. “Les lancé un cabo y ellos me empujaron”, dijo el piloto Brian Lynch en declaraciones a ‘KABC-TV’. “Fue una suerte que hubiera gente en la calle dispuesta a ayudar”, matizó.

Tal y como confirmó la Policía nadie resultó herido durante el aterrizaje.