Compartir

Un hombre sobrevivió 23 días sometido a temperaturas extremas en Alaska después de que su cabaña construida en la montaña se quemara accidentalmente.

Tyson Steele de 30 años vivió una autentica aventura de supervivencia tras ser rescatado la semana pasada después de que el dispositivo puesto en marcha para su búsqueda divisó desde un helicóptero un mensaje de SOS escrito en la nieve, informa ‘Kiro’.

Steele fue encontrado el 9 de enero en un refugio improvisado a 110 kilómetros de la ciudad de Anchorage en perfecto estado de salud después de que sus familiares denunciaron su desaparición tras pasar varios días sin tener información del joven.

El hombre permaneció en el refugio desde el pasado 17 o 18 de diciembre, después de que su cabaña se incendiara al intentar prender fuego a un trozo de cartón de grandes dimensiones en una estufa de leña. Steele se había mudado a la cabaña el pasado mes de septiembre.

El rescatado relató que su perro Phil murió atrapado en las llamas y que pudo sobrevivir tras coger víveres para 30 días antes de que quedaran reducidos a cenizas.

Steele quedó incomunicado en la montaña bajo temperaturas de menos cero grados centígrados. Las primeras noches las pasó en una cueva excavada en la nieve. El superviviente perdió su teléfono y los mapas, y quedó aislado en mitad de la montaña. Sin embargo aseguró que nunca perdió la esperanza de ser encontrado.