Compartir

Un grupo de bomberos socorrió a una mujer cuyo dedo índice quedó atrapado en el desagüe del grifo del cuarto de baño de su vivienda.

La Brigada Antiicendios de Londres acudió a un domicilio de Hither Green, en la capital británica, para atender a una vecina atrapada en su baño.

“La víctima nos dijo que estaba limpiando el grifo cuando metió su dedo en el desagüe y se quedó aprisionada”, dijo Gary Deacon, uno de los efectivos que atendió a la mujer.

“Paso alrededor de 20 minutos retenida hasta que nos personamos en su casa. Estaba avergonzada y su dedo comenzaba a doler. Los bomberos se vieron obligados a destrozar el grifo para poder liberarla. Es la primera vez que atiendo un caso de estas características”, dijo.