Compartir
CASE FILE / Nuevo Herald
Nuevas informaciones han salido a la luz durante un proceso judicial, celebrado en Miami (Florida, Estados Unidos), en relación a un supuesto accidente de tráfico ocurrido la noche del 30 de noviembre de 2018, en la citada ciudad norteamericana.
Aquella noche, Annie Becerra, una joven madre del suroeste de Miami, iba sentada en el asiento del copiloto cuando un Nissan Versa, conducido por Freddy Mieryteran, su expareja, se saltó un semáforo en rojo y embistió el coche de la mujer, informa ‘El Nuevo Herald‘.
Mieryteran se dio a la fuga, pero fue detenido pocos minutos después. Según el atestado policial, se encontraba en estado de embriaguez.
Los agentes que se personaron en el lugar de los hechos, pasaron más de una hora sin percatarse de la presencia de Becerra entre los amasijos de metal. Mientras, Mieryteran guardaba silencio sentado en un coche patrulla junto al siniestro y “no dijo nada” de qué había otra persona en el coche, recordó un agente de la Patrulla de Carreteras de la Florida (FHP).
Pasada una hora, uno de los policías por fin se percató de que Becerra estaba atrapada entre el suelo del coche y el asfalto. La mujer, de 23 años, fue trasladada de urgencia al Kendall Regional Medical Center, donde falleció días después.
La víctima permaneció atrapada una hora y cinco minutos. “Como resultado, su cerebro siguió inflamándose y al final de costó la vida”, expresaron los abogados de la familia en una carta a la FHP y a la Policía de Miami-Dade.

La familia de Becerra ha demandado a la Patrulla de Carreteras de la Florida y a la Policía de Miami-Dade por negligencia.

Por su parte, Mieryteran, de 21 años, permanece en espera de juicio acusado de homicidio, entre otros delitos.