Compartir
La conductora de un tranvía que circulaba por Moscú (Rusia) provocó un grave incidente por ir mirando su teléfono móvil mientras conducía el vehículo público. El tranvía impactó de lleno contra otro que estaba parado en una estación.
Como consecuencia del siniestro, varios pasajeros resultaron heridos.
En las imágenes grabadas por una cámara de seguridad se puede apreciar cómo la mujer utiliza su dispositivo hasta que se percata de que su distracción puede salirle cara e intenta sin éxito frenar el convoy antes del impacto.
Tras el golpe, algunos viajeros se caen de sus asientos y ruedan por el suelo del vehículo