Compartir
Twitter

El cuerpo sin vida de un ciudadano noruego de 69 años ha sido encontrado empapado en sangre y colgando de un piso 31 en la ciudad tailandesa de Pattaya.

El rescate del cuerpo llevó a las autoridades más de tres horas de arduo trabajo, ya que no querían contaminar la escena del crimen, tal y como informa el ‘Daily Mail’.

El cadáver presentaba múltiples cortes y una herida de bala a la altura del mentón. El cuerpo estaba colgado a unos tres o cuatro metros por debajo del tejado con una cuerda anudada al cuello.

En el apartamento de la víctima, los investigadores encontraron varios cuchillos y una nota escrita en noruego. Por el momento, el caso se investiga como un asesinato.