Compartir

Cada vez es más habitual comprar los paquetes de ensalada que venden en el supermercado. En teoría ya viene cortada, lavada y lista para consumir.

Sin embargo, a partir de ahora más de uno revisará con cuidado el contenido después de saber que una familia de Wisconsin se encontró una rana viva en el interior del paquete.

Cuando se disponían a devolver el paquete, la rana escapó.