Compartir

Dos trabajadores que limpiaban las ventanas de la Torre Devon, en Oklahoma City (Estados Unidos), tuvieron que ser rescatados cuando la cesta en la que iban montados comenzó a balancearse de manera violeta.

La situación fue calificada de “muy peligrosa” por el servicio de bomberos que tuvo que desalojar los aledaños del edificio.

Los trabajadores se encontraban en la habítáculo a decenas de metros del suelo cuando se produjo un fallo desconocido y la canasta comenzó a girar “fuera de control”.

El habitáculo comenzó a golpear de manera violenta contra la fachada del edificio mientras se balanceaba en el aire sin control, tal y como se puede apreciar en las imágenes.

Una hora después del incidente, los bomberos consiguieron asegurar la cesta.