Compartir

‘Pixi’ para unos, ‘Hurache’ para otros, esta es la hilarante historia de un gato que llevaba una doble vida. El felino compartía su tiempo con dos familias diferentes hasta que una de ellas se percató del engaño.

Las siniestras maniobras de la mascota salieron a la luz cuando una de las familias le puso un collar al minino. Ante las sospechas, la mujer que creía ser la legítima dueña del animal, decidió colgar una nota de su collar.

“Se llama Pixi el gatito, creo que tiene 2 casas, jaja”, escribió.

El gato continuó con sus costumbres y salió a pasear con el mensaje a cuestas. Al regresar, ‘Pixi’ portaba otra nota.

“Aquí se llama Huarache, al parecer sí tiene dos casas, jaja ¡Saludos!. Los otros papás del gatito”, escribieron desde la otra casa.

La insólita historia fue compartida por Mary Lore Barra, una de las dueñas del gato en su cuenta de Facebook, donde rápidamente se viralizó.