Compartir

Los clientes no podían salir de su asombro y lo grabaron con el móvil. Un taxista de París les pidió 247 euros por trasladarles desde el aeropuerto Charles de Galle hasta la capital, un trayecto de unos 25 kilómetros, por el que se suele cobrar entre 50 y 70 euros.

Ante su asombro, la pareja tailandesa comenzó a preguntar al conductor si se trataba de un vehículo legal y cuando trataron de que les llevara a una comisaría, según el periódico ‘The Independent’, el taxista se envalentonó diciéndoles “páguenme y luego vayan a la policía ¿”cuál es el problema?”. Los turistas le insistieron en que el precio era disparatado y que como mucho le darían 100 euros. Ante la negativa del taxista, llamaron al servicio de emergencias, pero, pese al encontronazo, acabaron pagando 200 euros.


Los usuarios han publicado el “scam” por las redes sociales y se ha hecho viral.