Compartir
Instagram

Un botín, estimado en dos millones de euros en joyas, fue sustraído durante la madrugada del jueves del castillo francés de Vaux-le-Vicomte, ubicado al sur de París y conocido como ‘el pequeño Versalles’.

Fue un robo limpio en el que no se produjeron heridos. Un grupo de seis encapuchados, que no iban armados, asaltaron, poco antes del amanecer, las dependencias del conde Patrice de Vogüé y de la condesa Cristina, de 90 y 78 años respectivamente, que residen en este castillo del siglo XVII. Los cacos atacaron con corbatas a los residentes. Abrieron una caja fuerte y se llevaron una serie de esmeraldas, pero ningún otro objeto de las colecciones del palacio.

“Los propietarios están bien y el castillo sigue abierto para visitas como de costumbre”, dijo un portavoz de Vaux-le-Vicomte.

El castillo Vaux-le-Vicomte fue construido entre 1656 y 1661 a unos 50 kilómetros al sur de París por el ministro de Finanzas de Luis XIV, Nicolás Fouquet. Patrice de Vogüé abrió las dependencia al público en 1968, y ahora son los tres hijos de la pareja quienes gestionan ellugar. El castillo recibe unos 250.000 visitantes cada año.

En este mismo espacio se celebró la boda entre Eva Longoria, y el exjugador de la NBA Tony Parker en 2007.