miércoles, 23 septiembre 2020 9:36

Profesores de Cantabria solicitan que se les apliquen pruebas antes del regreso a clases para un “arranque seguro”

Los profesores cántabros piden pruebas PCR de detección del coronavirus a todos antes de volver a las aulas, que les doten de mascarillas FPP2, se hagan más contrataciones para reducir las ratios docente-alumnos y que se lleve a cabo un control de temperatura diario de los escolares para garantizar así un “arranque seguro” del curso, que comienza el próximo 7 de septiembre en la región.

Estas reivindicaciones han sido trasladadas por la Junta de Personal Docente a la consejera de Educación y Formación Profesional, Marina Lombó, en la reunión celebrada este martes y de la que los sindicatos han salido “preocupados” ante la atípica vuelta al cole, marcada por la pandemia del coronavirus que obligó a suspender las clases presenciales en marzo y ante el aumento de contagios.

Y también se han mostrado “decepcionados” con la administración por no atender, dicen, sus reivindicaciones, al margen de la sustituciones de tutores de Infantil y Primaria que causen bajas en 24 horas, que ha sido “lo único positivo” y que responde a una “vieja reivindicación” de la Junta, ya que hasta ahora esas coberturas tardaban “al menos” una semana. Esta medida se va a agilizar en Secundaria.

Pero el balance del resto de asuntos tratados en el encuentro ha sido “muy decepcionante”, en palabras de Jesús Aguayo, del STEC, y que ha actuado como portavoz de la Junta.

La “discrepancia fundamental” entre sindicatos y Consejería ha sido la contratación de más profesores para reducir las ratios de alumnos en las aulas, “por debajo” de 20, siguiendo así las recomendaciones de expertos.

Sin embargo, no les “hacen caso”, se ha quejado Aguayo, para recordar que demandan docentes “suficientes” para alcanzar esos índices en “todos” los grupos y niveles educativos.

En este sentido, ha contrapuesto que mientras otras comunidades han realizado volúmenes “muy altos” de contratación de docentes, Cantabria figura entre las que menos profesores ha incorporado de cara al nuevo curso académico.

Al hilo, y tras preguntarse a qué va a destinar la Consejería los 18 millones de euros que corresponden a la región del fondo estatal no reembolsable para inversiones en materia educativa, Aguayo ha reflexionado que con ese dinero se podrían contratar 400 profesores más, que son el doble de los 201 anunciados por Educación.

Sin embargo, ha apuntado que en torno a una cuarta parte de los puestos previstos serán a tiempo parcial, por lo que a jornada completa estarán unos 170 o 180 docentes.

OTRAS MEDIDAS PARA UN “ARRANQUE SEGURO” DEL CURSO

En cuanto al resto de medidas que reivindica la Junta de Personal Docente para un “arranque seguro” del curso escolar 2020-2021 también figura la petición de pruebas PCR de detección del coronavirus a “todos” los profesores antes de la vuelta a las aulas, ya que desde el 1 de septiembre se celebran claustros de profesores.

También piden que en los equipos de protección individual a suministrar a los docentes se incluyan mascarillas FPP2 -y no las quirúrgicas, que no es “suficiente”- y pantallas faciales también.

De igual modo, los sindicatos piden asimismo que en los protocolos de la vuelta al cole se incluya el control diario de temperatura a los alumnos.

Todas esas medidas darían a juicio de la Junta de Personal Docente “más seguridad y tranquilidad” a profesores y familias. “Arranquemos de la manera más segura”, ha apostado el portavoz.

La Consejería volverá a reunirse con los sindicatos tras la conferencia sectorial de Educación y Sanidad que se celebra este jueves, 27 de agosto, para abordar el inicio del curso escolar.