martes, 22 septiembre 2020 19:47

Castells defiende su trabajo en la pandemia frente a las acusaciones de “desaparición”

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha calificado este jueves de “leyenda urbana” su falta de actividad durante los meses de pandemia, así como su ausencia en los medios de comunicación, pese a las acusaciones de la oposición al respecto.

Castells ha aclarado que su única desaparición se produjo la semana pasada en la que estuvo ingresado en el hospital, según ha indicado, por una intervención de la columna vertebral.

Sin embargo, ha señalado que desde el fin del estado de alarma, ha ido dos veces al Senado a comparecer sobre las medidas tomadas en su departamento ante la crisis sanitaria del COVID-19, y también ha respondido a “varias preguntas parlamentarias“.

Del mismo modo, ha relatado en rueda de prensa, ha participado en una de las ruedas de prensa celebradas en Moncloa durante la crisis sanitaria. “Fue la única que me pidieron, porque esas comparecencias las llevaba la Secretaría de Estado de Comunicación en los temas de actualidad”, ha declarado. Ahora, ha explicado, la situación de la pandemia “no es la misma” y, por tanto, habrá más conferencias de prensa “propias” del Ministerio.

En cuanto a la supuesta “desaparición de los medios”, el responsable de Universidades, ha explicado que “desde marzo hasta ahora” ha concedido “once entrevistas en distintos medios de comunicación”.

NO SABE NADA SOBRE SU SALIDA DEL GOBIERNO

Castells dice que no entiende las críticas y apunta que el hecho de no salir en los medios no implica que no esté trabajando. “Que es a lo que me he dedicado fundamentalmente”, ha añadido. Aún así, se ha ofrecido a los medios para señalar que si quieren que “aparezca mucho más” lo hará.

En este sentido, ha señalado que el “rumor mediático” sobre su ausencia le “trae sin cuidado”, y en cuanto a otas críticas que se han hecho públicas de algunos sectores de la comunidad educativa, ha indicado que se ha reunido “muy frecuentemente” con la mayoría, pero no puede hablar de problemas concretos a los que se hayan referido porque a él no se lo han dicho “directamente”.

“El diálogo y el contacto han sido constantes”, ha indicado, para señalar que la comunidad universitaria “es muy diversa” y, además, al haber temas políticos “por el medio” es normal que haya “divergencias”. “Que se expresen es legítimo”, ha declarado, antes de insistir en que cuando se trata de “críticas concretas” no las puede responder si no las conoce.

Finalmente ha sido preguntado por la posibilidad de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le haya comunicado su intención de no contar con él en una remodelación del Ejecutivo en el futuro. “No tengo la menor idea de lo que me habla”, ha concluido.