Compartir

Se ha detenido a los dos ocupantes del vehículo por un presunto delito contra la salud pública por tráfico de drogas.
La droga intervenida, que se hallaba distribuida en 157 paquetes envueltos en plástico, tiene una valoración en el mercado ilícito de casi 130.000 euros.

A las 09.40 horas del pasado viernes día 9 de noviembre, agentes del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil con base en Casetas, que se encontraban realizando un control en una vía de comunicación del término municipal de Villafranca de Ebro, en prevención de transportes de sustancias estupefacientes y objetos de ilícita procedencia, identificaron un turismo ocupado por dos personas.

Tras la identificación de los ocupantes los agentes procedieron a inspeccionar el turismo, y hallaron en el interior del maletero, 3 bolsas grandes de plástico con cremallera y una maleta, multitud de paquetes envueltos en embalaje de plástico color marrón, que podrían contener sustancia estupefaciente, hachís.

Por tal motivo el GRS solicitó el apoyo del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Zaragoza, quienes una vez en dependencias oficiales de Casetas, donde fue trasladado el turismo y los ocupantes, procedieron a someter al narco test la sustancia intervenida, dando positivo en hachís.

La droga se hallaba distribuida en 157 paquetes, cuyo peso total ascendió a 80.470 gramos, y que tendrían una valoración en el mercado ilícito de casi 130.000 euros.

Como resultado de esta actuación, los dos ocupantes del turismo, un hombre y una mujer, de 52 y 49 años, nacionalidad española y chilena, respectivamente, con domicilio en Toledo y Madrid, fueron detenidos por un presunto delito contra la salud pública por tráfico de drogas. Al varón le constan antecedentes policiales y quedaron a disposición judicial el pasado sábado 10 de noviembre.