sábado, 19 septiembre 2020 5:49

Valencia estudia qué ha pasado en la residencia de Pilar de la Horadada

La Consejería de Igualdad y Políticas Inclusivas hará un informe para comprobar qué ha sucedido en la residencia de mayores de Pilar de la Horadada (Alicante) para superar la media de contagios. El centro ha registrado 67 positivos por coronavirus y un fallecido sobre un total de un centenar de residentes, a los que se suman 13 trabajadores, según datos de este lunes.

La consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha explicado a los medios que la residencia está intervenida por Sanidad, en situación de “alta vigilancia”, y se harán informes para saber qué ha pasado, algo que ocurre siempre que hay un contagio muy por encima de la media, que sobrepasa los dos, tres o cuatro residentes, y la Inspección de su departamento actúa.

En este sentido, Oltra ha apuntado que “la suerte” es que, de momento, la mayoría de personas contagiadas en el centro son asintomáticas, lo que supone una “buena noticia dentro de la situación adversa”. Asimismo, ha señalado que se está aplicando el protocolo de aislamiento de la residencia y los usuarios para evitar la propagación.

Oltra ha precisado que, en principio, las medidas de aislamiento no tiene que significar que los mayores están solo, sino que no deben entrar en contacto con otras personas de riesgo.

En este sentido, ha subrayado que, a partir de una resolución de agosto, están trabajando en instrucciones para que cuando hay confinamiento de una residencia, se defina el trabajo terapéutico con las personas que están en aislamiento para evitar un deterioro como consecuencia de la situación, ya que afecta en la estabilidad emocional, psíquica y tiene reflejo en la física.

Sobre la situación de las residencias en la Comunidad, Oltra ha subrayado que el coronavirus es un desconocido por parte de la comunidad científica, por lo que “solo queda aplicar protocolos a rajatabla”. En todo caso, ha argumentado que afecta más a los centros de mayores porque hay mucho contacto físico al tratarse de personas en situación de dependencia que requieren ayuda para movilidad, aseo personal o comer.

“No podemos imaginar las residencias donde las personas son autónomas, sino que hay mucho contacto físico y eso determina que puede haber fallos”, ha dicho, aunque también puede haber otros, de otro tipo, y por ese la Inspección actúa “para saber si se han incumplido protocolos”.

No obstante, ha defendido: “En esta comunidad, en la primer fase de la pandemia ha sido de las menos afectadas de España en cuanto a contagio y muerte en residencias”.