Quantcast

El toque de queda en Baleares será el establecido por el Gobierno central

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha confirmado este domingo que el toque de queda en Baleares será el establecido por el Gobierno central de 23.00 a 6.00 horas.

Así lo ha anunciado la presidenta Armengol en una rueda de prensa, después de que el Ejecutivo central haya comunicado la aprobación del estado de alarma para toda España que entrará en vigor esta tarde.

La presidenta ha explicado que “esta declaración da más herramientas para combatir la expansión de la enfermedad”, dado que “los datos de afectación comienzan a empeorar”. En estos momentos, la comunidad tiene una incidencia acumulada en 14 días de 179 casos por 100.000 habitantes y una tasa de positividad del 6,07%.

“A pesar de que nuestra situación en estos momentos es de las mejores de España junto con Canarias, afrontamos un momento delicado, han aumentado los contagios con mucha velocidad”, ha señalado.

Armengol ha insistido en que el ser una comunidad muy dependiente de la movilidad hace necesario “bajar más que nadie la situación de los contagios”.

En este sentido, ha reiterado que planteará al Gobierno central la importancia de que Baleares pueda hacer controles sanitarios en puertos y aeropuertos, no sólo con la toma de temperatura y cuestionarios sino con tecnología para detectar asintomáticos.

TOQUE DE QUEDA Y MOVILIDAD

Respecto al toque de queda, a pesar de que el Gobierno da la posibilidad de adelantar o atrasar una hora la restricción de movilidad nocturna, el Ejecutivo balear mantendrá el horario establecido por Madrid.

“Entendemos que lo lógico por lo que nos recomiendan los expertos y lo que se decreta en España en estos momentos es comenzar con el cierre a las 23.00 horas y abrir a las 6.00 horas”, ha indicado, a la vez que ha asegurado que “no quiere decir que no se pueda modular”.

En cuanto a las reuniones sociales, en estos momentos son de seis personas en Ibiza y Mallorca y de 10 en Menorca y Formentera. Armengol ha señalado que la idea es mantener el límite como está establecido en este momento. “Cuando tengamos todo el texto legal en el BOE volveremos a hablar por si en alguna isla hay que modular las posibilidades que tienen en este momento”, ha explicado.

Asimismo, en cuanto a la movilidad en Baleares, el decreto da la opción de restringir entradas y salidas entre CCAA, una posibilidad que de momento el Govern no plantea. “Si en un momento se tuviera que hacer se podría hacer”, ha añadido Armengol, quien ha descartado hacerlo en estos momentos.

Sobre Canarias, que queda excluida del toque de queda nocturno, Armengol ha admitido que “tiene una situación de control de la enfermedad mejor”. “Nuestra realidad y la de Canarias es diferente. Ellos están en temporada alta”, ha añadido. Por este motivo, ha insistido en que hay que controlar la afectación de la COVID-19 para garantizar los puestos de trabajo y la actividad económica.

Comentarios de Facebook