Compartir

El concejal de Servicios Públicos lamenta que un colectivo prosiga con las movilizaciones y obvie las medidas de apoyo de las que se han beneficiado

 

El cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Dámaso Arteaga, considera que “al Consistorio no le queda nada más por hacer en favor del taxi”, en relación a la nueva movilización convocada para el día de hoy por una asociación del sector. “Lamentamos profundamente que un único colectivo prosiga con su política de actuar de esta manera y perjudicar a la ciudadanía, pese al escrupuloso cumplimiento de todo lo solicitado a través de la Mesa del Taxi”, añadió.

Arteaga reitera que el Ayuntamiento “mantiene un compromiso sin parangón a nivel nacional con los profesionales del taxi. Nadie puede poner un ejemplo de mayor identificación con sus taxistas del que tenemos nosotros. En la mayoría de los puntos de la geografía española se manifiestan por la competencia desleal de otras empresas y aquí, sorprendentemente, convocan movilizaciones pese a haber invertido 6 millones de euros en los últimos tres años para rescatar licencias”.

“Afortunadamente –prosigue el edil– no todos los taxistas acuden a las movilizaciones. Hay profesionales que entienden y valoran el esfuerzo que se está haciendo por parte del Ayuntamiento y el Cabildo en aras de mejorar la competitividad del sector. Entre ellos, por ejemplo, está el incremento de la cifra de la indemnización por el rescate, que ha pasado de los 28.000 euros de antes a los 32.000 euros que se abonan en la actualidad por el rescate de cada licencia”.

El edil defiende que “pese a la complicada situación que van a crear hoy los convocantes con esta movilización, el rescate y el resto de iniciativas a las que nos hemos comprometido van a continuar. La ciudadanía debe juzgar y valorar si hay razones de peso o no para que uno de los colectivos que compone el sector del taxi en Santa Cruz plantee este tipo de acciones que, además, son continuas. Se producen todos los años por estas fechas, hagamos lo que hagamos y, por desgracia, no se dan cuenta de que ponen en riesgo la continuidad de nuestro compromiso con ellos de cara a la ciudadanía. No podemos apoyar a quienes, una y otra vez, perjudican a los vecinos y a sus visitantes”.

Arteaga hizo referencia, en este punto, al hecho de que “en 2019 llegaremos a la ratio de licencias que figura en las ordenanzas municipales y que fue validada por la propia Mesa del Taxi en sus votaciones. Tenemos 2 millones de euros consignados para ese capítulo en 2019 y tramitamos todas las solicitudes de rescate sin mayor dificultad porque la norma, en este sentido, es bastante flexible. Cualquiera pueda presentarla cuando crea conveniente, sin ningún tipo de plazos. Hemos admitido algún retraso en el pago de la indemnización por temas burocráticos relacionados con el cruce de documentación entre administraciones, pero también nos hemos comprometido a hacerlo con mayor agilidad”.

El concejal también aclaró que la tarifa del taxi “no se puede incrementar de manera automática, porque la norma dice que esa subida debe estar basada en un estudio que, perfectamente, podía haber hecho Elite Taxi y no lo ha hecho. El Ayuntamiento sí ha encargado la elaboración de ese documento para avalar la posible subida de la tarifa en función de los incrementos del coste. Desde que tengamos las conclusiones, solicitaremos al Gobierno de Canarias que valore la necesidad de acometer la subida planteada”, avanzó.

Respecto al capítulo del transfer, Arteaga indica que ya se informó al colectivo, en la reunión de la Mesa del Taxi de esta misma semana, que el Ayuntamiento “no tiene competencias en el muelle, una responsabilidad de la Autoridad Portuaria, que es quien ordena el sector del taxi dentro del propio recinto”.

Informe contrario

Por último, el edil lamenta que la Subdelegación de Gobierno haya autorizado la movilización “con un informe contrario de la Policía Local, que no ha sido tenido en cuenta. El recorrido propuesto por los convocantes origina un problema de seguridad, porque se realiza en una arteria principal de Santa Cruz y en una hora punta”.

“Va a tener consecuencias e incluso puede haber problemas de seguridad para el tránsito de vehículos de emergencias. No se entiende cómo no han hecho caso a los informes que desaconsejaban una movilización de estas características en esa zona concreta de la capital y en hora punta”, concluyó.