Quantcast

La noche de Halloween se salda en Valencia con 89 denuncias por incumplir el toque de queda

La Policía Local de Valencia ha denunciado esta pasada noche a 89 personas por incumplir el toque de queda –entre las 00.00 horas y las 06.00– y ha levantado 70 actas por no llevar mascarilla en el dispositivo especial para la noche de Halloween. Asimismo, los agentes han desalojado a unas 80 personas en la Malva-rosa que habían accedido a la playa con bebidas alcohólicas.

La Unidad de Convivencia y Seguridad (UCOS) también ha intervenido en un total de 17 reuniones privadas en las había más de seis personas reunidas –el máximo permitido– y ha detenido a dos personas, una por un delito de agresión y otra por lesiones, han informado fuentes de la Concejalía de Protección Ciudadana.

Asimismo, en los controles de alcohol y drogas, los agentes de la Policía Local han detenido a tres personas por delitos contra la seguridad vial, al dar una tasa penal en las pruebas de alcoholemia.

El dispositivo policial, que contó con 210 agentes, también ha intervenido por la tarde, ha levantado 15 actas por mascarilla desde las 14.00 horas de este sábado y ha realizado ocho actuaciones, dos en locales y seis en espacios públicos como canchas de baloncesto.

En concreto, en la playa de la Malva-rosa los agentes han actuado conjuntamente con la Policía Nacional para disolver grupos de personas que accedieron a la playa con bebidas alcohólicas. En total, durante toda la tarde, se desalojaron a 80 personas. Por otro lado, también han desalojado a 50 personas en un descampado próximo a la plaza Músico Espí, donde han intervenido 100 botes de alcohol y han levantado siete actas por mascarillas.

El concejal de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de Valencia, Aarón Cano, ha destacado que “la gran mayoría de la población cumplió ayer con las normas y sabe a lo que nos enfrentamos”. Sin embargo, ha señalado que “hay conductas inadecuadas que comprometen nuestro futuro, que nos golpean económica y socialmente”.

Por ello, ha apelado a la responsabilidad individual “para reducir al máximo las reuniones sociales” porque “en esos espacios donde nos quitamos las mascarillas es donde se produce una gran parte de los contagios y todavía estamos a tiempo de evitar más restricciones”.

Comentarios de Facebook